Qué hacer en caso de quemarse los ojos con cloro

Escrito por Jonae Fredericks
El cloro es un desinfectante de piscinas común.
Goodshoot/Goodshoot/Getty Images

El cloro es un gas con un olor potente que se usa para purificar y desinfectar el agua. La exposición puede suceder en un número de maneras, lo más común es a través del contacto con el agua potable tratada con cloro, piscinas o el suelo. Puede producir problemas respiratorios y erupciones cutáneas o ardor cuando el gas entra en contacto con la piel o los ojos. Si te arden los ojos después de la exposición al cloro, encuentra rápidamente la fuente más cercana de agua limpia.

Retira tus lentes de contacto de tus ojos inmediatamente después de la exposición al cloro. Si usas anteojos, retíralos también.

Ve a una fuente o sumidero de agua y enjuaga tus ojos con agua tibia. Sigue enjuagando durante 15 minutos. Si los primeros 15 minutos de enjuague no traen alivio, repite este proceso durante 15 minutos más.

Levanta tus párpados para enjuagar el ojo entero. Termina de enjuagar después de un máximo de 30 minutos. Busca atención médica de inmediato si el agua no alivia tus ojos o si tienes la visión borrosa.

Consejo

Si más áreas de tu cara o cuerpo hicieron contacto con el cloro, enjuaga inmediatamente con agua tibia, eliminando todos los rastros de la sustancia química.

Advertencias

Nunca coloques lentes de contacto contaminados con cloro de nuevo en tus ojos. Puedes utilizar gafas, una vez que las laves con agua y jabón para eliminar todas las trazas de cloro.