¿Qué esperar con el cáncer de vejiga canina?

Escrito por Rebecca Sundt
Los perros también pueden padecer cáncer.
Dean Golja/Digital Vision/Getty Images

Al igual que los humanos, los perros y otros animales son fácilmente susceptibles a todos los diferentes tipos de cáncer. El cáncer de vejiga canina, aunque raro, es muy grave y mortal.

Identificación

El carcinoma de células transicionales (TCC, por sus siglas en inglés), también llamado carcinoma urotelial, es el cáncer de vejiga canina más común. Este obstruye el flujo de orina y se puede propagar a los ganglios linfáticos y otras partes del cuerpo.

Síntomas

Un perro con cáncer de vejiga presentará sangre en la orina y también tendrá problemas para orinar. Con menos frecuencia, los perros mostrarán signos de cojera si el cáncer se ha propagado a los huesos o los pulmones.

Diagnóstico

Se toma una biopsia de tejido para diagnosticar el TCC y descartar otras enfermedades que pueden causar síntomas similares, como una infección del tracto urinario. La biopsia es tomada por cirugía, cistoscopia o un catéter.

Tratamiento

Hay varias opciones de tratamiento para el cáncer de vejiga canina. La cirugía se considera si el cáncer no se ha diseminado. La radioterapia y la quimioterapia también se utilizan para el tratamiento.

Pronóstico

El pronóstico depende de la rapidez con que crece el tumor, su ubicación en la vejiga y si el cáncer se ha diseminado. Según investigaciones realizadas en la Universidad de Purdue, la mayoría de los perros que se sometieron a tratamiento para el cáncer de vejiga no viven más de un año.