Qué es un marcapasos artificial

Escrito por Grace Stamper
Greg Whitesell/Getty Images News/Getty Images

Un marcapasos artificial es un pequeño dispositivo mecánico que es operado por una batería de litio. Este dispositivo utiliza impulsos eléctricos para mantener el corazón latiendo a un ritmo regular. La mayoría de los marcapasos funcionan bajo demanda, se encienden y apagan cuando es necesario.

Historia

Image by Flickr.com, courtesy of Windell Oskay

En 1958, Wilson Greatbatch involuntariamente inventó el marcapasos, mientras estaba construyendo un oscilador para escuchar los sonidos del corazón. Más tarde, le agregó la batería de yodo litio para encenderlo. La primera implantación humana fue en 1960.

Categorías

Image by Flickr.com, courtesy of Michael (a.k.a. moik) McCullough

Hay muchos tipos diferentes de marcapasos artificiales: interno y externo. El marcapasos interno debe ser implantado quirúrgicamente bajo la piel y se adjunta al corazón del paciente con cables. El marcapasos externo es usado externamente y es sólo para uso temporal.

Función

Image by Flickr.com, courtesy of Thomas

El marcapasos artificial se utiliza cuando el marcapasos natural del corazón, el nódulo sinusal de la aurícula derecha alta, es defectuoso y causa un ritmo cardiaco irregular. El marcapasos artificial utiliza cables e impulsos eléctricos para provocar que el corazón lata a un ritmo normal. Estos alambres o cables, pueden ser adjuntados a las aurículas o a ambos: las aurículas y los ventrículos.

Síntomas

Image by Flickr.com, courtesy of Daniel Lobo

Si el corazón de una persona está latiendo, al disminuir o acelerar la velocidad, pueden ocurrir mareos. La visión borrosa, dificultad para respirar y dolor en el pecho también podrían indicar un problema cardíaco que puede ser tratado con un marcapasos.

Cirugía

Image by Flickr.com, courtesy of 7j.nl) (Jako Jellema

La cirugía de marcapasos es considerada una cirugía menor. Los cables de un marcapasos son enroscados a través de un vena grande al corazón y el generador es insertado bajo la piel y conectado a los cables. Sólo se tarda un par de horas y una noche de estancia. Como con cualquier cirugía, hay riesgos, pero son considerados mínimos y los problemas son atípicos. Después de la cirugía, hay un cierto malestar, hinchazón y moretones que pueden durar desde unos pocos días a unas pocas semanas. La mayoría de las personas regresan a sus actividades normales en pocos días.

Viviendo con un marcapasos

Image by Flickr.com, courtesy of Craig Maccubbin

La vida no debería cambiar significativamente después de recibir un marcapasos. Una persona puede ser muy activa, con la excepción de los deportes de contacto completo como el fútbol, el cual podría dañar el marcapasos. No debería haber ningún contacto sostenido con los dispositivos eléctricos y los campos magnéticos fuertes. Los tratamientos médicos como la electrocauterización y la litotricia por ondas de choque deben ser evitadas, como deberían serlo las imágenes de resonancia magnética. Los controles regulares para comprobar el marcapasos también son necesarios.