¿Qué es lo que causa el rápido aumento de peso y la hinchazón abdominal?

Escrito por Julia Derek
Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

Si alguna vez has visto que tu peso cambia drásticamente de un día para otro, debes saber que no eres la única que ha atravesado esta situación. El aumento rápido de peso y la hinchazón en el estómago es algo posible y más común de lo que te imaginas. La buena noticia es que lo más probable es que pierdas todo ese peso rápidamente de la misma forma en que lo ganaste. La cuestión aquí es ¿qué es lo que causa ese rápido y extraño aumento de peso que además viene acompañado de inflamación?

¿Qué es lo que constituye el aumento de peso rápido?

BananaStock/BananaStock/Getty Images

Algunas personas consideran que el aumento de peso rápido implica haber ganado tres libras (1,5 kilos) en 24 horas. Otros dicen que ocurre lo mismo al aumentar cinco libras (2,5 kilos) en tres semanas. Es importante saber si has ganado libras de líquido o grasa, ya que tanto la retención excesiva de líquidos como de grasa puede ser signo de enfermedades peligrosas. Si has ganado varias libras en tan sólo un par de días, todo o la mayor parte de ese peso casi siempre será de líquidos. A menudo este aumento se rebaja con facilidad sin que hagas nada en específico, así que puedes relajarte. Si has ganado más de cinco libras a lo largo de tres semanas, lo más probable es que la mayor parte de ese peso sea de grasa, no de líquidos.

Retención de líquidos

Jupiterimages/Pixland/Getty Images

Muchas mujeres notan un aumento rápido de peso antes y durante la menstruación. Es común que a quienes les pasa esto, ganen varias libras además de que se sientan hinchadas. Este es un ejemplo claro de cómo las hormonas hacen que el cuerpo retenga líquidos. Las hormonas también pueden causar retención de líquidos y aumento de peso rápido cuando se consumen anticonceptivos orales que contienen estrógeno. Lo mismo ocurre con los medicamentos anti-inflamatorios, los esteroides y algunos antidepresivos (ver Referencia 1). La sensibilidad a ciertos alimentos y las enfermedades del riñón, el pulmón y el corazón, también pueden hacer que se retengan grandes cantidades de líquidos rápidamente (ver Referencia 2).

Ganancia rápida y benigna de grasa

Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images

Si de repente cambias tu ingesta diaria de calorías de modo que por ejemplo, la dupliques durante dos semanas, al mismo tiempo que dejas todo el ejercicio y la actividad física, lo más probable es que rápidamente ganes peso en grasa. Quizá hayas notado que es fácil ganar varias libras durante las vacaciones o las fiestas decembrinas. A menudo, este peso se desvanecerá en cuanto retomes tus hábitos normales de ejercicio y alimentación. Una mujer embarazada por lo general también ganará varias libras rápidamente para prepararse para el crecimiento del feto.

Aumento de peso rápido y potencialmente peligroso

Visage/Stockbyte/Getty Images

Es casi un hecho que también ganarás peso rápida y súbitamente si tienes problemas de tiroides. De acuerdo con el sitio web iloveindia, en estos casos "El aumento de peso se produce debido a la acumulación de grasa y la retención de líquidos causadas por los depósitos de proteínas en el cuerpo. Los síntomas del hipotiroidismo son fatiga, letargo, hinchazón de la cara y los ojos, piel seca, disminución de la sudoración, mala memoria, habla lenta y voz ronca, debilidad, intolerancia al frío y dolor de cabeza". Los problemas de tiroides son la causa más común del aumento de peso repentino (Referencia 2). Otro trastorno que puede generar este tipo de complicaciones es el síndrome de Cushing: "En este problema, la grasa se ​​acumula en la cara, el abdomen y la parte superior de la espalda, mientras que los brazos y piernas por lo general se mantienen delgados" afirma el sitio web.

Consideraciones

Digital Vision./Photodisc/Getty Images

Si descubres que has ganado peso y tienes la seguridad de que no es debido al embarazo o a un cambio repentino en tu estilo de vida, se recomienda encarecidamente que hagas una cita con tu médico para someterte a un chequeo cuidadoso. El aumento rápido de peso puede ser tan peligroso como lo es la pérdida repentina y también rápida de kilos.