¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

¿Qué es la gastritis eritematosa?

Escrito por Roscelys Cumana | Fecha actualizada August 27, 2018

La gastritis se refiere a la inflamación del revestimiento o mucosa del estómago. El eritema ocurre cuando hay un enrojecimiento en la mucosa por la dilatación de los vasos sanguíneos. En algunos casos, es una respuesta normal debido a la inflamación y puede acelerar la curación. Sin embargo, los casos severos de dilatación de los vasos sanguíneos puede debilitar y a veces romperlos, provocando una hemorragia en el área. La gastritis eritematosa antral se refiere a la inflamación de una porción especifica del estómago llamado Antro, que es la porción final, antes de llegar al duodeno.

¿Qué me puede provocar una gastritis eritematosa?

Las causas más comunes para el desarrollo una gastritis están relacionadas a la dieta: una dieta alta en grasas, condimentos, picantes, carbohidratos, lesiona la mucosa gástrica y la predispone a su lenta recuperación; el consumo de alcohol, analgésicos tipo AINES y la infección por una bacteria llamada Helicobacter Pylori, también contribuyen al desarrollo de una gastritis eritematosa. Todos estos mecanismos provocan un aumento en la producción de ácido gástrico que en exceso se vuelve lesivo para el estómago. Otras causas menos comunes incluyen el estrés, enfermedades genéticas como la anemia perniciosa, consumo de drogas e infecciones virales como citomegalovirus, pero esto se debe generalmente a un compromiso franco del sistema inmunológico.

¿Cuales son los síntomas?

En ocasiones la gastritis eritematosa puede ser asintomática, sobre todo cuando se debe a la infección por Helicobacter Pylori. Se estima que a nivel mundial, la mayoría de los infectados no manifiestan ningún síntoma, mientras que en otros, puede incluso hasta desarrollar cáncer gástrico según El Instituto Nacional del Cáncer de los Estados Unidos.

Los pacientes sintomáticos suelen presentar malestar o ardor en la parte superior del abdomen, anorexia o ganas de comer en exceso para calmar la acidez, náuseas, vómitos, pérdida de peso. Las náuseas y vómitos también pueden ocurrir si el alimento es ingerido a la fuerza. También puede aparecer un calambre abdominal, diarrea y fiebre. En los casos severos, puede ocurrir si se perfora el revestimiento mucosal o se rompen los vasos sanguíneos una hemorragia gastrointestinal indolora que compromete la vida del paciente en cuestión de horas.

Debes acudir a un médico inmediatamente si presentas: dolor que no mejora con el tratamiento, vómitos con sangre, heces con sangre o de color negro, pérdida de peso no explicada, vómitos después de cada comida.

¿Cómo saber si tengo gastritis?

Los procedimientos no invasivos incluyen la ultrasonografía, RMN (imágenes por resonancia magnética) y escáner TAC (tomografía axial computada). Sin embargo, la mejor pueba para saber si tienes gastritis eritematosa o de cualquier tipo es la endoscopia, en este caso la endoscopia digestiva superior o gastroscopia, en ésta pueden visualizar claramente el enrojecimiento de la gastritis eritematosa, así como otro tipo de lesiones desarrolladas y la presencia o no de hemorragia, incluso la presencia de úlceras o tumores.

Esta prueba se realiza introduciendo un equipo en forma de manguera, flexible, muy delgado, a través de la boca, pasando por la hipofaringe hasta llegar al esófago, luego al estómago y por último hasta el duodeno. La prueba puede hacerse bajo sedación o con anestesia local (en la garganta), o sin sedación ya que realmente no es doloroso; solo debes estar relajado y concentrado en lo que tu médico te va explicando.

La gran ventaja de esta prueba es que permite la toma de biopsia directa para el estudio de lesiones y comprobar la infección H. pylori, éstas biopsias se toman en varias partes del estómago, incluyendo el antro, el cuerpo del estómago y el ángulo en numero de 2 a 6. También pueden realizarse pruebas de aliento, heces y sangre para determinar la presencia de la bacteria.

Te interesaría seguir leyendo: Helicobacter Pylori: sintomas y tratamiento

¿Qué debo hacer si tengo gastritis?

Dependiendo del tipo de gastritis, las intervenciones son diferentes en cada caso. Según la evolución en el tiempo la gastritis puede ser aguda y crónica, la aguda tiene una aparición brusca y generalmente tiene un curso autolimitado y la gastritis crónica cuyos síntomas se prolongan en el tiempo y en ocasiones los pacientes son asíntomaticos, siendo la gastritis un hallazgo de la endoscopia. En el caso de las gastritis aguda, los pacientes suelen consultar por dolor moderado o fuerte luego de la ingesta de algún alimento en específico fuera de la dieta habitual. El manejo médico involucra dieta, fluidos de reemplazo si la deshidratación ocurre debido a la anorexia, vómitos excesivos y deshidratación y terapia multi drogas que incluye inhibidores de la bomba de protones tipo Omeprazol, Esomeprazol, analgesicos, antiemeticos, entre otros. Una dieta blanda o líquida pueden disminuir el estrés del estómago en la digestión.

Puedes seguir leyendo más en: Dieta para los enfermos de gastritis.

En el caso de la gastritis crónica, el paciente sigue un tratamiento con protectores gástricos tipo inhibidores de la bomba de protones y/o los bloqueadores de histamina las cuales ayudan a la curación gástrica por la disminución de la acidez del estómago, provocando un medio apto para la regeneración de la mucosa gástrica . Los antiácidos también son de gran ayuda para el tratamiento de la gastritis. Los antibióticos están indicados si es causada por una infección. Por los efectos de la hiperacidez en el estómago, el consumo de alcohol debería de estar prohibido. La cirugía es la última opción y se realiza si el tejido muere o si ocurre una hemorragia severa. Las enseñanzas de salud sobre esta enfermedad pueden ser una gran ayuda para los pacientes. Mejoran el pronóstico de la enfermedad y disminuye la posible recurrencia.

Quizás quieras ver: Alimentos para evitar la gastritis.

Cuidado

La gastritis puede atacar a cualquiera en cualquier momento. El conocimiento de la condición puede ahorrar dinero, tiempo y vidas. Los signos y síntomas no deberían ser ignorados. Una dieta y un estilo de vida saludables tienen una gran importancia. Incluyendo ejercicio y una visita regular al médico, el manejo y el tratamiento de la enfermedad es muy posible.

Sigue leyendo: Lista de alimentos que puedes comer si tienes gastritis.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.