¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

¿Qué es el baño en el bosque y cómo se hace?

Escrito por Alejandra Romero | Fecha actualizada July 03, 2018

Cuando se trata de lidiar con el estrés, Oriente y Occidente toman enfoques muy diferentes. En la década de 1980, el antidepresivo Prozac fue lanzado en Occidente, mientras que Japón hizo que el shinrin-yoku, que significa "baño de bosque" o "absorber la atmósfera del bosque con todos los sentidos", sea parte del programa nacional de salud en 1982.

Leer más: Sabiduría antigua para los tiempos modernos

Baño de Bosque

A diferencia de una caminata tradicional, el baño de bosque no se trata de la cantidad de millas que recorras, llegar a un destino o lo rápido que llegues. Se trata más de desacelerar.

"El sentimiento es una gran parte de la terapia", dice Ben Page, un guía certificado de terapia forestal con sede en Los Ángeles. Él dice que se trata de usar todos los sentidos. "¿Qué se siente al escuchar cantar a un pájaro o que la luz del sol toque tu cara?"

La ciencia detrás del baño en el bosque

No se trata solo de una tontería campestre. Un estudio del año 2010 publicado en Salud Ambiental y Medicina Preventiva (Environmental Health and Preventive Medicine) mostró que las personas que participaron en el baño de bosque tenían niveles más bajos de cortisol, pulso y presión arterial, lo que significa que se sentían menos estresados.

Los árboles emiten fitoncidas para protegerse de los hongos y los insectos. Esos fitoncidas proporcionan aromaterapia natural y beneficios para la salud. "Cuando inhalas las fitoncidas, desencadenan células NK, glóbulos blancos especializados que mejoran la función inmunológica", dice Page.

Otro estudio de 2010 publicado en Salud Ambiental y Medicina Preventiva (Environmental Health and Preventive Medicine) descubrió que los sujetos que pasaron tres días y dos noches en un bosque tenían una actividad de NK significativamente mayor en los días de baño de bosque en comparación con los días de control.

"El aumento de la actividad NK duró más de 30 días después del viaje, lo que sugiere que un baño en el bosque una vez al mes permite a las personas mantener un mayor nivel de actividad NK", escribe el autor del estudio Qing Li.

Donde Oriente se encuentra con Occidente

En los últimos años, Occidente ha comenzado a adoptar esta técnica de atención plena, a medida que aparecen grupos de terapia forestal en los EE. UU. Parte de esto es una respuesta a la sobrecarga de tecnología. "A medida que (como cultura) adoptamos la productividad y el entorno digital, perdemos la capacidad de existir de una manera que no sea estresante. No hay tiempo simplemente para relajarse ", dice Page.

Para Suzanne Bartlett Hackenmiller, M.D., madre de dos hijos y obstetra y ginecóloga, el momento de ir relajarse en la naturaleza fue la medicina que necesitaba para recuperar la salud y la felicidad de su vida después tanto agotamiento.

Después de perder a su esposo por cáncer de pulmón, la Dra. Hackenmiller renunció a su trabajo y emprendió un viaje para aprender más sobre la curación holística y la medicina alternativa y para pasar más tiempo en la naturaleza.

Ahora incorpora estas ideas en su práctica en Iowa, combinando la medicina convencional e integrativa y ofreciendo a los pacientes técnicas de terapia alternativa, incluido el baño de bosque. "Raramente guío a un grupo en el que alguien no tiene un gran avance", dice ella. Pero agrega rápidamente: "No somos terapeutas, el bosque es el terapeuta".

Leer más: Cómo es un retiro de desintoxicación digital

¿Listo para intentarlo?

"Mucha gente dice, '¡Guau! Puedo hacerlo yo solo'", dice Page, pero recomienda comenzar primero con un guía de terapia forestal certificado por la Asociación de Naturaleza y Terapia Forestal. "Es como ir a una clase de yoga o hacerlo por tu cuenta, es preferible dejarse guiar para no tener que pensar".

Una caminata puede comenzar con una invitación a despertar los sentidos para experimentar los "placeres de la presencia" como dice Page. Luego ralentizas el cuerpo para desacelerar la mente. Al dejar ir los pensamientos incesantes y ralentizar es donde puede ocurrir la curación.

La reciprocidad, construir una relación con el medio ambiente, es otra clave de la práctica. Puedes sentarte en un árbol, jugar en un arroyo u observar a un animal.

Después de 40 minutos o de unas pocas horas, puedes concluir la sesión con una ceremonia del té, debate y tiempo para meditar y reflexionar sobre las lecciones que aprendiste y cómo esas lecciones pueden integrarse en tu vida cotidiana.

Si no te es posible llegar a un bosque con frecuencia, puedes obtener los efectos curativos de la naturaleza en otros entornos. Otras alternativas pueden ser cultivar un jardín, llenar tu apartamento de ciudad con plantas o dar un paseo en el parque local.

No hay dudas al respecto, la naturaleza es un gran sanador y maestro. A veces no se trata de agregar más a su lista de tareas o recetas a su botiquín. Se trata de volver a tus raíces y recordar que tu felicidad depende de ti.

Leer más: Por qué pasar más tiempo afuera podría salvar tu vida

¿Qué piensas?

¿Alguna vez habías oído hablar del baño de bosque? ¿Lo has intentado? ¿Qué te pareció? ¿Cómo te fue? ¿Te sentiste más tranquilo y menos estresado después? Si aún no lo has probado, ¿crees que lo harías? ¡Comparte tus historias, sugerencias y preguntas en los comentarios a continuación!

Este artículo fue realizado con la ayuda de livestrong.com