Pulir una tabla de surf

Escrito por Chris Roling | Traducido por Pau Epel
El papel de lija con un grano más alto te brindará los mejores resultados.
Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Pule y abrillanta una tabla de surf para renovar su apariencia después de años de uso. Lijar y pulir toda la superficie de una tabla de surf eliminará las imperfecciones como golpes y rasguños. Una vez que hayas pulido bien y removido las imperfecciones, podrás proceder a darle a tabla un acabado genial con esmalte.

Utiliza una lijadora eléctrica y papel de lija húmedo y seco de grano 320 para lijar la superficie de la tabla de surf, lo que removerá todas las irregularidades que tenga.

Usa tus manos y el papel de lija para lijar en húmedo la superficie, lo que significa sumergir el papel en agua para prevenir arañazos y ayudar a descomponer la superficie a un nivel más uniforme. Comienza con papel de lija de grano 400 y aumenta progresivamente a granos 600, 800, 1.000 y 1.500. Mueve tu mano de arriba hacia abajo mientras lijas en húmedo, para prevenir daños en la tabla.

Utiliza un paño de microfibra para remover las marcas del lijado. Aplica compuesto lentamente con una almohadilla, empleando una pequeña cantidad y frotándola hasta que se seque. Utiliza un paño de microfibra seco para eliminar todos los residuos que queden.

Consejo

Después de pulir una tabla de surf, puedes aplicar esmalte para darle un brillo extra.