Propiedades medicinales del aceite esencial de orégano

Escrito por Barbara Fahs
Jupiterimages/Comstock/Getty Images

El aceite esencial de orégano (Origanum vulgare) se usa desde tiempos inmemoriales para tratar diferentes enfermedades. Combate infecciones de la piel, problemas digestivos y respiratorios, infecciones virales, micosis y alergias. Fortalece el sistema inmune e incrementa la flexibilidad de articulaciones y músculos. Se considera que este aceite es el más versátil y "el depurador de la naturaleza". El orégano empleado para el aceite esencial crece en forma silvestre en Grecia y el Mediterráneo.

Historia

Photos.com/Photos.com/Getty Images

La palabra "orégano" proviene del griego y significa "monte de júbilo". Mucho antes del advenimiento de la medicina moderna, los romanos y griegos se basaban en el aceite de orégano para tratar muchas enfermedades. Hipócrates (460 a.C. - 370 a.C.), el "padre de la medicina", lo usaba para combatir enfermedades estomacales y respiratorias. Paracelso (1493-1541) lo empleaba para aliviar diarreas, enfermedades de la piel y producidas por hongos.

Enfermedades

Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

Se asegura que el aceite esencial de orégano puede ayudar a curar muchas enfermedades. Podemos mencionar acné, alergias, artritis, asma, pie de atleta, y una larga lista. Las más comunes son:

Infecciones cutáneas: el aceite esencial de orégano se aplica sobre las áreas afectadas en caso de comezón, infecciones de la piel y de encías.

Problemas digestivos: el timol y el carvacrol, componentes del aceite de orégano, ayudan a la digestión y calman padecimientos estomacales.

Hongos e infecciones virales: se afirma que las infecciones producidas por hongos y virus pueden curarse con aceite de orégano.

Alergias y problemas respiratorios: el aceite de orégano se ha usado desde hace mucho para tratar sinusitis e infecciones pulmonares.

Sistema inmune: el timol presente en este aceite ayuda a que el sistema inmune aleje enfermedades.

Articulaciones y músculos: el aceite de orégano se usa para aliviar artritis, contusiones, músculos lesionados, torceduras, tendonitis y síndrome del túnel carpiano.

Cómo funciona

Duncan Smith/Photodisc/Getty Images

El principal ingrediente activo del aceite esencial de orégano es el carvacrol, que trata de manera efectiva la candidiasis, E. coli y estafilococo. Dos estudios de 2001 reportaron que este aceite reduce infecciones de manera tan efectiva como los antibióticos farmacéuticos, y señalaron que puede ayudar a personas que sufren al síndrome de fatiga crónica y fibromialgia.. También es antiviral, antibacterial, antimicótico, antimicrobial y ataca parásitos.

Administración

Keith Brofsky/Stockbyte/Getty Images

Asegúrate de diluir el aceite de orégano en aceite de olivo o en otro aceite base para emplearlo en uso externo. La dilución recomendada es de una gota de aceite de orégano por cada cucharadita de aceite de oliva.

En caso de uso interno, puedes encontrar en el mercado cápsulas de aceite de orégano. Sigue las instrucciones de uso para dosis y frecuencia. También puedes poner una gota de aceite de orégano diluido debajo de la lengua para obtener efectos antibióticos; repite la dosis tres veces al día mientras tengas síntomas.

Precauciones

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Cuando compres aceite esencial de orégano, busca Origanum vulgare. Otras especies tienen menos valor terapéutico.

Mantén este producto fuera del alcance de los niños.

Realiza una prueba sobre tu piel antes de usarlo, para verificar si presentas alguna reacción alérgica.

Mantén el aceite alejado de los ojos y de la nariz.

No emplees el aceite de orégano si estás embarazada o amamantando.