¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

Propanolol: efectos secundarios

Escrito por Helena Closa | Fecha actualizada August 22, 2018

El clorhidrato de propranolol es un medicamento utilizado para tratar la presión arterial alta, el ritmo cardíaco irregular (arritmia), el infarto de miocardio (ataque al corazón), y también se utiliza para prevenir las migrañas. Además, se usa en el tratamiento de los síntomas de algunos trastornos de ansiedad, como la agorafobia, los ataques de pánico o el TPEP.

El propranolol es un beta-bloqueante que disminuye el ritmo cardíaco de una persona y hace más fácil que el corazón lata. Esta acción hace que el medicamento genere efectos antihipertensivos (reducción de la presión arterial). Las dosis más altas de propranolol son para controlar arritmias del corazón. Los efectos secundarios de este medicamento pueden afectar a una variedad de funciones corporales.

Lee más: Los síntomas físicos de la hipertensión y la ansiedad

En general, las reacciones adversas al propranolol pueden afectar al cuerpo como un todo. Estas reacciones incluyen fiebre, frío en las extremidades, dolor de articulaciones y cansancio de las piernas. Los pacientes también pueden experimentar aumento de peso y una reacción en la piel similar al lupus eritematoso (una enfermedad autoinmune), en la que aparecen lesiones rojas en la piel en forma de disco, que van surgiendo en la cara en un patrón de mariposa. Al igual que con la mayoría de los medicamentos, las reacciones alérgicas son posibles, incluyendo respuestas anafilácticas graves que amenazan la vida.

¿Cuáles son los efectos secundarios del propanolol?

Sistema nervioso central: El propranolol puede causar trastornos del sueño, somnolencia, vértigo, fatiga, aturdimiento y desmayos. Los efectos centrales secundarios del sistema nervioso pueden ser intensos, con algunos pacientes experimentando psicosis, depresión, confusión, agitación, sueños vívidos, alucinaciones visuales, ideas delirantes y el síndrome orgánico cerebral (disminución de la función mental, que es reversible).

Te puede interesar: Signos y síntomas de trastornos del sistema nervioso central

Sistema cardiovascular: Este medicamento puede causar bradicardia profunda (frecuencia cardíaca lenta) e hipotensión, así como palpitaciones, dolor de pecho, bloqueo cardíaco auriculoventricular (una interrupción de las señales que viajan entre las cámaras del corazón), insuficiencia cardíaca congestiva o paro cardíaco. La circulación periférica puede verse afectada, causando síntomas similares a la enfermedad de Raynaud, que podrían incluir manos frías, insensibles o con dolor y cianosis (decoloración azulada de las manos), generada por la disminución del flujo sanguíneo. Una vez que el flujo de la sangre periférica ha vuelto a la normalidad, el paciente puede sentir dolor ardiente en las manos.

Sistema respiratorio: Los pacientes que toman propranolol podrían experimentar dolor de garganta por inflamación de la faringe, espasmos dolorosos en la laringe, y la constricción de las vías respiratorias superiores de los pulmones, junto con la dificultad para respirar.

Sistema sensorial: Los efectos secundarios incluyen alteraciones visuales, sequedad de ojos y conjuntivitis. El zumbido en los oídos o pérdida auditiva también es posible. Los pacientes también pueden experimentar congestión nasal.

Sistema gastrointestinal: El propranolol puede causar sequedad de boca, náuseas, vómitos, ardor de estómago, diarrea o estreñimiento, así como calambres abdominales y flatulencia. Los efectos gastrointestinales secundarios más graves incluyen la inflamación del páncreas, trombosis de la arteria mesentérica (obstrucción en las arterias de los intestinos) y colitis isquémica (inflamación del intestino grueso, junto con disminución del flujo sanguíneo).

Sexualidad: El propranolol puede causar una disminución de la libido o impotencia.

Piel: Este medicamento también puede tener efectos secundarios dermatológicos. El enrojecimiento, picazón o una erupción cutánea similar a la psoriasis es posible mientras estés tomando propranolol. También podrían aparecer pérdida de cabello reversible, cambios en las uñas, sequedad en la piel, y engrosamiento del cuero cabelludo, palmas de las manos y los pies. Además, el propranolol puede causar reacciones dermatológicas más graves como el síndrome de Stevens-Johnson (necrólisis epidérmica tóxica), que se caracteriza por una erupción cutánea grave, ampollas en la piel y mucus, junto con problemas gastrointestinales.

Sangre: El propranolol puede afectar a la producción de glóbulos blancos, causando una disminución en el número de eosinófilos (glóbulos blancos que reaccionan ante los alérgenos) y plaquetas. Si es grave, la disminución de las células blancas de la sangre puede provocar agranulocitosis, una reducción aún más aguda de estas células.

Sistema metabólico: El hidrocloruro de propranolol puede afectar los niveles de glucosa en sangre, causando hiper e hipoglucemia. Los pacientes con hipertiroidismo (tiroides hiperactiva) experimentan disminución de los niveles de calcio al tomar propranolol. Por lo tanto, si sufres diabetes o hipertiroidismo deberías ser supervisado estrechamente por un médico.

¿Cómo dejo de tomar propanolol?

Según el Journal of Psychopharmacology, el propanolol no es una droga que cause dependencia física, al contrario de lo que muchas personas creen. Aunque sea un producto que actúa sobre el sistema nervioso central, no hay evidencia de que genere este problema. Esto significa que no deberías tener dificultades para dejar de tomarlo, pero hay que tener en cuenta que sí podría aparecer una dependencia de tipo más psicológico.

En este sentido, lo que podría pasar es que te hayas acostumbrado a tomarlo para superar situaciones de miedo escénico, exámenes, o pruebas como el test para el carné de conducir. De hecho, el propanolol es popular entre estudiantes por estos motivos. Lo que necesitarás es desarrollar nuevas habilidades que te ayuden a afrontar la ansiedad que sufres en determinadas situaciones, y para ello te puedes beneficiar de la ayuda profesional de un psicólogo clínico.

Tal vez te interese: Cuáles son los cuatro enfoques de la psicología clínica

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.