¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

Cómo preparar salsa de almidón de maíz

Escrito por Sommer Leigh | Traducido porAna Grasso | Fecha actualizada May 10, 2017
Jupiterimages/liquidlibrary/Getty Images

Preparar salsa con almidón de maíz te permite disfrutarla sin toda la grasa. Usualmente la salsa se prepara con un goteo de grasa, pero con la salsa de almidón de maíz no se requiere grasa adicional. El almidón de maíz es harina molida de los granos de maíz. A diferencia de la harina, el almidón de maíz no contiene gluten. El gluten reduce el espesor, así que el almidón de maíz se espesa el doble de lo que lo hace la harina. El almidón de maíz además no forma grumos con la harina. Algunas recetas requieren disolverlo en agua antes de añadirlo al caldo, pero también puedes añadirlo directamente el el caldo frío.

Coloca el almidón de maíz en la cacerola.

Vierte el caldo en la cacerola, batiendo continuamente hasta que quede suave.

Coloca la cacerola sobre el quemador de la cocina a temperatura media.

Lleva la salsa al punto de hervor, batiéndola mientras se cocina.

Cocina la salsa hasta que tome el espesor deseado, usualmente un minuto después de que comienza a hervir. Cocinar la salsa reduce el sabor del almidón.

Consejo

Para obtener el mejor gusto, prepara caldo casero con carne, ave, vegetales o incluso el goteo de sartenes.

Condimenta con sal y pimienta a gusto.

Añade hierbas y ajo hecho puré a la salsa para darle más gusto.

Advertencias

Enfría el caldo o deja que llegue a temperatura ambiente. Mezclar caldo caliente y almidón de maíz causará la aparición de grumos.