Cómo preparar un asado de punta de lomo en una olla de cocción lenta

Escrito por Jackie Lohrey | Traducido por Andrés Marino Ruiz
Añade vinagre balsámico o de cidra para ayudar a que tu preparación quede más tierna.
Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images

Un asado de punta de lomo es una buena preparación para realizar en una olla de cocción lenta. Su ubicación en la parte trasera de la vaca hace que este corte de carne sea un músculo magro compuesto de fibras resistentes y grandes cantidades de tejido conectivo. Ya que la mejor forma de relajar las fibras musculares y desnaturalizar el tejido conectivo y asegurarte de que tu preparación quede tierna con la ayuda del calor y la humedad de una cocción prolongada, el utilizar una olla de cocción lenta es una decisión lógica y también es una que te ahorrará tiempo.

Recorta la grasa visible de alrededor de los bordes del trozo de carne con un cuchillo de cocina. Si bien la punta del lomo suele ser magra, puede que haya un poco de grasa que debas retirar; retirar incluso pequeñas cantidades hace que tu comida sea más saludable. Retirar el exceso de grasa ayudará a que el líquido de cocción quede menos grasoso, lo que es especialmente importante si planeas espezarlo para preparar una salsa con él.

Condimenta el lomo con un condimento en seco hasta 24 horas antes de cocinarlo. Haz que sea un condimento simple, con una mezcla de pimienta negra y ajo picado, o añade algunos condimentos extras como cilantro, pimentón, romero fresco o seco, cebollas ralladas y tomillo seco. Refrigera la carne en una bolsa plástica para alimentos hasta 30 minutos antes de cocinarla.

Vierte una pequeña cantidad de ácido, aproximadamente 1/2 taza, por sobre la carne una vez la coloques en la olla de cocción lenta. Los ingredientes ácidos desnaturalizan las proteínas de las fibras de los músculos, así como el tejido conectivo. Una mezcla de vinagre balsámico o de cidra de manzana, salsa de soja, salsa Worcestershire y mostaza seca te darán una buena base con la cual comenzar. A medida que la carne se cocine, los jugos se drenarán de ésta y se combinarán con el resto, aumentando la cantidad de líquido y dándole un buen sabor a carne.

Cocina el asado por entre ocho y diez horas a una temperatura baja, o hasta que el termómetro de carne muestre que ésta se encuentra a 140 ºF. Evita sobrecocinarla, especialmente si utilizas ingredientes ácidos. Con el tiempo, estos ingredientes extraerán la humedad de la carne y la sobrecocción puede hacer que esta quede seca y dura.

Consejo

Acelera el tiempo de cocción configurando tu olla de cocción lenta a potencia alta y cocinando por entre cuatro y cinco horas. Esto puede resultar en una carne no tan tierna, ya que la combinación de la baja temperatura y larga cocción hacen que la proteínas y tejidos conectivos tengan más tiempo para ser desnaturalizados.