Preparación de la solución eriocromo negro T

Escrito por Jack Brubaker
Ryan McVay/Photodisc/Getty Images

Los químicos utilizan una técnica analítica llamada "titulación complejométrica" para analizar la cantidad de metales disueltos en soluciones. La técnica generalmente incluye colocar una solución con algún contenido metálico en un vaso de precipitados o matraz y agregar un agente quelante, como ácido etilendiaminotetraacético, o EDTA, gota a gota de una bureta. El agente quelante envuelve los metales y, una vez que todos los metales han creado los complejos, la siguiente gota del agente quelante hace que el indicador induzca un cambio de color. El cambio de color permite que el químico sepa cuándo la titulación está completa. El negro de eriocromo T, o EBT, representa uno de los compuestos que hace que dicha titulación pueda cambiar de color. El EBT, sin embargo, es un sólido y debe prepararse como solución antes de usarse como indicador.

Colócate los guantes y los anteojos de seguridad y pesa aproximadamente 0,5 g de negro de eriocromo T (EBT, según sus siglas en inglés) en una balanza y pásalo a un vaso de precipitados o matraz pequeño. Agrega 50 ml de alcohol etílico al 95 por ciento y revuelve la mezcla hasta que el EBT se haya disuelto completamente.

Pesa 4,5 g de clorhidrato de hidroxilamina en una balanza y colócalo dentro del vaso de precipitados o matraz que tiene el EBT. Revuelve hasta que el clorhidrato de hidroxilamina se haya disuelto completamente.

Pasa la solución que tiene el EBT y el clorhidrato de hidroxilamina a una probeta graduada de 100 ml. Agrega suficiente alcohol etílico al 95 por ciento para llegar a la medida exacta de 100 ml.

Transfiere la solución de EBT desde la probeta graduada de 100 ml a un frasco con gotero y etiquétalo "Negro de eriocromo al 0,5% en etanol".

Consejo

Las soluciones indicadoras de EBT suelen tener muy poca vida útil. Siempre prepara una solución fresca de EBT cuando realices titulaciones complejométricas.

Advertencias

El clorhidrato de hidroxilamina es altamente tóxico y corrosivo para la piel y las membranas mucosas. Evita el contacto directo con la piel. Usa guantes de goma y protectores oculares en todo momento cuando trabajes con esta sustancia. El alcohol etílico es inflamable. Evita trabajar cerca de las llamas o posibles fuentes de ignición.