¿Por qué frotar hielo en la piel en caso de acné?

Escrito por Jim Franklin
Frotar hielo en caso de acné puede ayudar a reducir la inflamación en los poros cerrados.
Ice cube image by vidak from Fotolia.com

El acné es un problema común de la piel. Los adolescentes y los adultos por igual combaten las espinillas y pústulas que afectan a la piel y la autoestima. Un método de tratamiento del acné es frotar hielo.

Beneficios

El hielo se utiliza para reducir la inflamación, como en el caso de una lesión, como un esguince de tobillo. Con el acné, frotar hielo sobre la piel puede ayudar a reducir la inflamación. Esto puede reducir el grado de acné y también puede aliviar el dolor o malestar.

Conceptos erróneos

No hay cura para el acné. El uso de hielo como un medio para resolver tu problema de acné probablemente no funcione. El hielo puede reducir los poros y puede reducir la aparición de acné. Como tal, es un método de tratamiento, y no una solución.

Marco de tiempo

Se recomienda que frotes hielo sobre el acné durante 5 a 10 minutos cada día para ayudar a reducir la inflamación y las molestias o dolor relacionados. Puedes aplicar hielo con más frecuencia si es necesario, pero ten en cuenta que el uso excesivo puede secar la piel, causando irritación y posiblemente hacer que el acné empeore.