¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

¿Por qué duelen los pulmones al toser?

Escrito por Luis Malavé | Fecha actualizada June 25, 2018

El dolor en los pulmones al toser o respirar puede deberse a muchas causas. Como problema respiratorio, el dolor puede ser indicativo de una infección bacteriana, como la neumonía.

También puede estar asociado a un acortamiento de la respiración provocada por una bronquitis aguda o crónica, una inflamación de los bronquios.

Otra causas dolor en los pulmones al toser son los efectos acumulativos del consumo de cigarrillos.

Lee también: ¿Cuáles son las causas de crepitaciones en los pulmones?

También puede obedecer a enfermedades como la sarcoidiosis, asbestosis, pleuresía y otras, todas las cuales provocan tos acompañada de dolor.

Vamos a repasar algunas de estas condiciones para entender por qué puede haber dolor en los pulmones al toser, así como sufrir pérdida funcional parcial o total.

Neumonía

La neumonía es una inflamación de los pulmones provocada por bacterias, virus, hongos y parásitos.

La gravedad de la neumonía varía en un rango que va desde leve hasta con riesgo de muerte, y normalmente incluye otros síntomas como escalofríos, fiebre, dolor muscular y dolor en el pecho.

La inflamación ocurre en los alvéolos, que son sacos de aire microscópicos en los pulmones. Cuando se llenan de líquido debido a la infección, se dificulta el pasaje de oxígeno hacia la sangre y la liberación del dióxido de carbono.

Como los pulmones tienen que trabajar más duro, además del acortamiento de la respiración se produce dolor.

Pleuresía

La pleuresía es la inflamación de la pleura, membrana que recubre el lado interno de la caja torácica y los pulmones.

La principal causa de la pleuresía son los virus o las infecciones.

La inflamación de pulmón suele tratarse con aspirinas u otros analgésicos como ibuprofeno o indocin, que reducen la fiebre, el dolor y la inflamación.

Puede suministrarse codeína a los pacientes que experimentan mucho dolor.

Existe un procedimiento denominado toracocentesis que ayuda a los pacientes a respirar con mayor facilidad, y remueve la efusión (escape de fluidos) en los pulmones.

Para ayudar a disminuir el riesgo de un inflamación de pulmón, es importante no fumar, mantenerte alejado del amianto y protegerte de compuestos químicos y polvillo.

Llevar una dieta saludable también es beneficioso para construir un sistema inmune saludable que luche contra la infección.

Bronquitis

La bronquitis, tanto aguda como crónica, son infecciones localizadas en la mucosa de los bronquios.

Estos conductos llevan el aire a tus pulmones, y cuando se inflaman producen irritación.

Si bien la bronquitis aguda puede curarse por sí misma, la bronquitis crónica perdura y puede producir molestias debido al daño en los bronquios luego de un largo período de inflamación.

La bronquitis crónica es común en los fumadores frecuentes.

Cigarrillo

Los fumadores y ex-fumadores pueden padecer dolores en el pecho luego de un período extenso de fumar cigarrillos. La nicotina y otros ingredientes dañinos presentes en los cigarrillos dañan tus pulmones, y si el daño es grave, pueden producir angina de pecho.

Esta enfermedad te producirá una sensación de opresión en el pecho, que es provocada por una inadecuada provisión de oxígeno al músculo cardíaco.

Habitualmente hay un acortamiento de la respiración junto con dolor en el pecho, y también "tos del fumador", que indica un daño en los pulmones también conocido como enfisema.

Enfisema

El enfisema es una enfermedad pulmonar obstructiva que daña irreversiblemente los sacos de aire, o alvéolos pulmonares, haciéndolos rígidos e incapaces de mover el aire hacia adentro y hacia fuera de los pulmones.

Los sacos de aire se mueren a medida de que estén más y más dañados. Este tejido dañado crea bolsas de aire en los pulmones, las cuales atrapan el aire y hacen que los pulmones se amplíen.

Esto hace que respirar sea cada vez más y más difícil.

Fibrosis quística

La fibrosis quística es una enfermedad pulmonar obstructiva que provoca un exceso de moco que se acumule en los pulmones.

Esta es una enfermedad genética y. por lo general. afecta a niños y bebés. Los primeros signos respiratorios son frecuentes infecciones pulmonares, respiración sibilante, tos a largo plazo y otros problemas respiratorios.

A medida que la enfermedad progresa, los pacientes pueden expectorar mayores cantidades de moco acumulado.

Asbestosis

La asbestosis es una enfermedad restrictiva pulmonar causada por la inhalación de fibras de amianto. Estas fibras se acumulan y causan cicatrización en los tejidos del pulmón.

No dejes de leer: ¿Cuáles son las causas de los depósitos de calcio en los pulmones?

En la asbestosis, los pulmones se cicatrizan y no pueden respirar tanto aire como normalmente lo hacen. Dado que la enfermedad tarda en aparecer, los síntomas suelen aparecer años después de la exposición.

Los pacientes con asbestosis sienten dificultad para respirar durante el ejercicio y el descanso. Ellos experimentan dolor en el pecho y tos frecuente.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.

Referencias