Cómo pivotear en el boxeo

Escrito por Kay Tang | Traducido por Lucia Ayala
Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

Un pivote es una técnica de pies en el que pivoteas sobre la bola del pie frontal y, simultáneamente, arrastras o barres el pie trasero hacia la izquierda o hacia la derecha. Al pivotear cambias el ángulo de tu cuerpo. Es una maniobra común y de uso frecuente para evadir un golpe y aún así mantenerse en el rango de lanzar un contraataque. Al pivotear, se puede lograr un movimiento suave e impredecible y mantener a tu oponente con la guardia baja.

Pivote a la izquierda

Asume una posición de lucha con los pies al ancho de los hombros y la pierna izquierda frente a la derecha.

Empuja desde la bola de tu pie trasero y gira la pierna unos 45 grados en sentido antihorario. Pivotea en la bola de tu pie delantero a la misma vez.

Permite que tu peso se desplace hacia la pierna delantera. Evita rebotar o saltar para alcanzar el pivote. Usa un movimiento de deslizamiento suave.

Mantén tu posición durante todo el giro para que tus caderas, torso superior del cuerpo y los hombros se mantengan en su posición. Mantén tus pies en contacto con el suelo en todo momento.

Pivote a la derecha

Asume una posición de lucha con los pies al ancho de los hombros y la pierna izquierda frente a la derecha.

Empuja desde la bola de tu pie trasero y gira la pierna unos 45 grados en sentido antihorario. Pivotea en la bola de tu pie delantero a la misma vez.

Mantén tu posición durante todo el pivote.

Consejo

Practica pequeños pivotes de ángulos entre 45 y 90 grados. Si realizas un gran pivote, podrías encontrarte fuera de equilibrio, flotando y vulnerable a los ataques.

Advertencias

Usa zapatos que te permitan girar. Si no puedes pivotear en tus zapatos ,esto podría conducir a la fatiga del tobillo.