Peligros del metabisulfito de sodio

Escrito por Robin Wasserman
El metabisulfito de sodio se usa en la fabricación de vinos.
bottle wine and glasses with a wine image by mashe from Fotolia.com

Probablemente estás en contacto con muchos productos que contienen metabisulfito de sodio, sin siquiera darte cuenta. Este conserva los alimentos y se utiliza ampliamente en la fabricación de vino. También, es utilizado como un agente blanqueador en la producción de textiles, celulosa y papel. Además, se usa en las industrias química, farmacéutica, cinematográfica y de la fotografía, e incluso en las plantas de tratamiento de agua y alcantarillado. Sin embargo, el metabisulfito de sodio puro puede ser muy peligroso.

Inhalación

El metabisulfito de sodio puede provocar problemas respiratorios.
thorax x-ray of the lungs image by JoLin from Fotolia.com

Inhalar metabisulfito de sodio irrita el tracto respiratorio. Los síntomas incluyen tos y dificultad para respirar. En algunos individuos, puede causar una reacción alérgica, o asma de tipo alérgico.

Ingesta

El metabisulfito de sodio puede provocar problemas gastrointestinales.
stomach image by Indigo Fish from Fotolia.com

Ingerir metabisulfito de sodio puro irrita el sistema gastrointestinal, ya que reacciona con el ácido del estómago por la liberación de ácido sulfuroso. La ingesta de grandes cantidades puede causar náuseas, vómitos, diarrea, dolores abdominales, trastornos circulatorios y depresión del sistema nervioso central. Se estima que una dosis de 10 gramos es fatal para un adulto promedio.

Contacto con la piel

El metabisulfito de sodio puede irritar la piel.
skin image by Robert Kelly from Fotolia.com

Tener contacto directo con metabisulfito de sodio puro irrita la piel, causando enrojecimiento, picazón y dolor.

Contacto con los ojos

El metabisulfito de sodio puede irritar los ojos.
eyes image by Mat Hayward from Fotolia.com

Al igual que en la piel, el contacto directo del metabisulfito de sodio en los ojos puede causar irritación, y además puede provocar dolor, escozor, lagrimeo, enrojecimiento, hinchazón, daño corneal y ceguera. Estos efectos pueden ser irreversibles.

Reacciones alérgicas

El metabisulfito de sodio puede causar reacciones alérgicas.
allergy image by Allyson Ricketts from Fotolia.com

El metabisulfito de sodio puede provocar reacciones alérgicas extremas en personas sensibles al sulfito, dando lugar a constricción bronquial, dificultad para respirar, respiración sibilante, tos, trastornos gastrointestinales, hinchazón repentina de la piel, enrojecimiento, sensación de hormigueo y shock.