Peligros de los barros para desintoxicarse

Escrito por Wendy Weissner
Creatas/Creatas/Getty Images

La peloterapia es el uso terapéutico del barro y se ha practicado durante siglos. Además de los objetivos de desintoxicación general, la arcilla también se ha ingerido para tratar trastornos gastrointestinales, intoxicación y trastornos respiratorios. Existen varios tipos de arcilla que se usan en la desintoxicación que pueden causar efectos secundarios indeseables en determinadas personas.

Tipos de barro

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Los barros de uso interno para desintoxicación incluyen bentonita o montmorilonita, profilita e ilita, también conocida como barro verde francés o barro de mar. Estas arcillas generalmente son seguras para usar pero pueden producir leves efectos secundarios en determinadas personas. La arcilla para modelar o la de alfarería no se consideran seguras para ingerirlas. Las arcillas cosméticas, como la de kaolín y la rhassoul sólo deben usarse externamente.

Efectos secundarios

Pixland/Pixland/Getty Images

A la bentonita generalmente se la considera segura para su uso interno, de acuerdo a la International Agency for Research on Cancer, si bien puede provocar un leve estreñimiento mientras el cuerpo se adapta a la arcilla. Beber mucha agua puede ayudar en estos casos, pero los efectos adversos varían de persona a persona. Por el contrario, la arcilla pirofilita rara vez provoca constipación. Varias pruebas clínicas donde se usó arcilla bentonita informaron buena tolerabilidad y seguridad, sin efectos adversos significativos reportados en la bibliografía. Los investigadores que buscaban conocer la seguridad de 1,5 - 3 gramos de arcilla montmorilonita (NovaSil) por día como protector contra la aflatoxina informaron leves efectos secundarios de dolor abdominal, hinchazón, estreñimiento, diarrea y flatulencia, si bien ninguno de estos efectos adversos difirió de manera importante del grupo placebo.

Precauciones y contraindicaciones

Ryan McVay/Photodisc/Getty Images

Generalmente, debe evitarse la ingestión de arcilla para la desintoxicación en pacientes embarazadas y en lactancia, ya que la exposición crónica puede conducir a una mayor posibilidad de desarrollar toxemia. Además, los pacientes que sufren la enfermedad de Wilson (anormalidad en el exceso de cobre) o insuficiencia renal deben evitar la arcilla. Ya que la arcilla puede alterar la manera en que el cuerpo porcesa los minerales y los nutrientes, no deben tomarse internamente la bentonita y otras arcillas sanadoras junto con medicaciones prescritas o suplementos herbales sin una cuidadosa supervisión médica. Además, no deben usarse las arcillas sanadoras internamente en quienes en ese momento tengan alta presión, estreñimiento crónico o intolerancia al hierro sin la supervisión adecuada y otros tratamientos de apoyo. Al ingerir arcilla para desintoxicarte, bebe una gran cantidad de agua.

Exposición crónica

Liquidlibrary/liquidlibrary/Getty Images

Comer habitualmente arcilla, llamado geofagia, es un trastorno y difiere del uso terapéutico a corto plazo de la arcilla para desintoxicación. Sin embargo, vale la pena tratar el tema porque la exposición crónica interna a la arcilla plantea riesgos de salud serios, incluyendo desequilibrios de electrolitos y la posibilidad de una intoxicación. Hinchazón, anormalidades cardíacas, piel seca y brillante avanzando hacia ulceraciones en la piel, orina frecuente en grandes cantidades y finalmente la muerte han estado relacionados con la ingesta crónica de polvo y arcilla. Otros efectos sobre la salud incluyen trastornos musculoesqueléticos, niveles bajos de potasio, deficiencia en el elemento de rastreo y secreción reducida de las hormonas.