¿Para qué sirve el ocio?

Escrito por Cecilia Galli
El tiempo libre nos ayuda a disfrutar de la vida.
Maria Teijeiro/Digital Vision/Getty Images

Aunque no esté en la cima de la agenda, el tiempo libre es fundamental en nuestras vidas. Sirve para descansar mente, cuerpo y espíritu, y prepararnos para una nueva jornada de trabajo. Esto es evidente, ya que cuando no descansamos, no podemos rendir tan bien como quisiéramos. Tardamos más tiempo en realizar nuestras tareas, o cometemos errores, y al final nos encontramos con que hemos “perdido tiempo” trabajando --tiempo que podríamos haber dedicado justamente a no trabajar. El ocio sirve también para nutrir y fortalecer nuestras relaciones e incentivar la creatividad.

"La imaginación es más importante que el conocimiento. Porque el conocimiento se limita a todo lo que conocemos y entendemos, mientras que la imaginación abarca el mundo entero, y todo aquello que habrá para saber y entender".

Albert Einstein

El tiempo de ocio sirve para mejorar nuestra calidad de vida

Comstock Images/Comstock/Getty Images

El tiempo libre nos ayuda a cuidar nuestro cuerpo --elegir la comida que compramos, cocinar y comer bien, y hacer ejercicio es algo que conlleva tiempo. El ocio es fundamental para mantener un estilo de vida activo y para realizar actividades saludables: correr en el parque en lugar de correr para no llegar tarde a alguna reunión, dedicarle una tiempo a pensar qué comer o cocinar para aportarle una mejora a nuestra calidad de vida.

Según la Clínica Mayo, el realizar ejercicio regularmente supone una serie de beneficios rotundos para nuestro cuerpo y nuestra calidad de vida. Entre los que destaca están que el ejercicio controla el peso, combate enfermedades (desde las cardiovasculares hasta la depresión), mejora el humor, aumenta los niveles de energía, promueve mejores patrones de sueño, mejora la vida sexual e incluso aporta diversión a nuestras vidas.

Según la American Heart Association, ejercitarse regularmente también mejora el bienestar mental. Y asegura que además de aliviar tensiones, la ansiedad, la depresión y el enojo, “el ejercicio aumenta el flujo de oxígeno que va al cerebro. La agudeza mental y memoria pueden mejorar con la actividad física”.

“Sin actividad física regular, el cuerpo pierde su fuerza, resistencia y habilidad para funcionar bien. Y por cada hora de ejercicio físico que realizas, ganarás unas dos horas de expectativa de vida adicional”, dice la misma fuente.

Los expertos recomiendan un mínimo de 30 minutos diarios de ejercicio, como caminar, nadar, correr o actividades como ir al gimnasio. Mientras haces alguna de estas actividades, puedes aprovechar para escuchar música y perderte en tus pensamientos, desconectándote de los problemas del día. O, mejor, si consigues que un amigo te acompañe en tu rutina, no solo tendrás un compañero que no te dejará interponer excusas al momento de salir, sino que además te divertirás charlando… ¡y aumentarás aún más tu ritmo cardíaco!

De la misma manera, cuando dedicamos tiempo a considerar con qué nos alimentamos, podemos idear un menú balanceado, realizado sobre la base de ingredientes de calidad (sin tener que quebrar el cochinito). Esto contribuirá a un bienestar físico y mental palpable, provocando quizás cambios en tus patrones diarios para hacer que sigas comiendo bien.

El tiempo de ocio sirve para mejorar nuestras relaciones

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

El tiempo libre también es fundamental para encontrarnos con amigos y familia, y pasar momentos agradables y distendidos junto a ellos. Pocas cosas son más agradables que pasar una tarde echado bajo un árbol o en un sillón charlando con un hermano o con un amigo, “perdiendo el tiempo” juntos.

Claro que todos tenemos tiempo para acudir a reuniones familiares, cumpleaños de amigos o bodas. Lo que sucede es que seguido estas actividades no entran dentro de los ratos de ocio propiamente dicho, sino que son otro tipo de obligaciones que llenan nuestras agendas --las obligaciones sociales, a las que solemos conferirles el mismo “peso” que a las responsabilidades laborales.

Lo que puede llegar a suceder en estos encuentros, es que naturalmente queremos ponernos al día de todas las novedades, y dedicarle a cada ser querido un tiempo. Pero terminamos saltando de una conversación a otra, sin poder profundizar realmente sobre ninguna.

Si, en cambio, elegimos dedicarle nuestro tiempo libre a un amigo o a un familiar, podremos realmente enterarnos de qué está ocurriendo en sus vidas, cuáles son sus anhelos o inquietudes, y también compartir los nuestros. Estaremos enriqueciendo esas relaciones, que son tan importantes para nuestras vidas.

El tiempo libre dedicado a este fin contribuye directamente a nuestro bienestar y felicidad personal. Anímate a desconectarte por un rato del mundo y conectarte con tus seres queridos --tu vida será más larga y más feliz.

El tiempo de ocio sirve para aumentar la creatividad

Qué hacer con el tiempo libre

Comstock Images/Comstock/Getty Images

Deja que vuele tu imaginación. Recuéstate debajo de un árbol o en tu sillón favorito y permite que tu mente vague. O siéntate con esa revista a la que estás subscripta pero nunca tienes tiempo de ojear.

Otra buena actividad es la lectura: si eliges un libro de ficción, te estarás embarcando en una realidad diferente de la tuya, lo que te ayudará a “irte de viaje” por un rato. Si tu preferencia es un tema filosófico o de aprendizaje personal, estarás aprendiendo algo sobre el mundo y sobre ti misma.

Si te atreves, escribe o pinta. Deja fluir tu creatividad. O aplícala al jardín o a la cocina, y haz algo que puedas disfrutar junto a tus familiares o amigos.

En el tiempo libre no hay reglas, más que aprovecharlo haciendo algo que a ti te produzca satisfacciones.