Cómo obtener más velocidad en tiros de muñeca

Escrito por M.L. Rose | Traducido por Analia Moranchel
La estrella de los Pittsburgh Penguins, Sidney Crosby posee un tiro de muñeca peligroso.
Phillip MacCallum/Getty Images Sport/Getty Images

El tiro de muñeca carece de la potencia de los golpes, la glamorosa arma de hockey. Sin embargo, el tiro de muñeca es a menudo una mejor opción, pues es más preciso y lo puedes hacer rápidamente. Agregar velocidad a tu tiro de muñeca le da al arquero aún menos tiempo para reaccionar a tu derecha y esto te hace un goleador más peligroso.

Párate con el disco aproximadamente a unas 12 a 18 pulgadas (30 a 45 cm) detrás de una línea imaginaria que se extienda desde la cuchilla posterior de tu patín.

Deja caer tu hombro posterior y mueve la mano inferior inferior sobre el palo tras recibir el disco, según recomienda el entrenador de hockey Dave Scowby. Presiona hacia abajo el palo de hockey con la mano inferior mientras barres el disco hacia adelante.

Desplaza tu peso hacia adelante. Planta tu patín posterior y gíralo de manera perpendicular a la línea de meta. Empuja tu patín posterior, mantén las muñecas extendidas y las manos delante de la hoja del palo hasta que dobles tus muñecas con el tiro.

Consejo

Para practicar los tiros de muñeca, enfréntate a los tableros y trata de alcanzar un objetivo. Ponte directamente delante del mismo para que el disco rebote hacia ti. Por otra parte, enfréntate a la red y haz que alguien e pase discos desde la esquina. Trata de detener el pase y golpea lo más rápido posible.

Para mayor precisión, mira a tu objetivo y no el disco cuando dispares.