Natación y congestión nasal

Escrito por BarbaraA | Traducido por María Florencia Lavorato
La congestión nasal puede ser un resultado directo de la natación en interior o exterior.
Darrin Klimek/Lifesize/Getty Images

La congestión nasal después de nadar no es poco frecuente. Si estás nadando en una piscina y experimentas congestión nasal, podrías ser sensible a los productos químicos añadidos para mantener el agua limpia. Si tienes problemas después de nadar en el lago o en el mar, el agua puede haberte entrado en la nariz y las fosas nasales, lo cual puede resultar en la inflamación o infección.

Respiración

La respiración adecuada al nadar ayuda a reducir la congestión nasal.
Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

La respiración adecuada durante la natación es esencial para reducir la congestión nasal y el malestar. Si te entra agua en la nariz mientras nadas, trata de exhalar continua y lentamente por la nariz. Al levantar la cabeza para respirar, hazlo rápidamente entre las brazadas. Esto puede sentirse raro al principio, pero con la práctica te acostumbrarás a este tipo de respiración. La presión del aire que exhalas impide que el agua entre en la nariz.

Alergias

El cloro y el bromo son productos químicos utilizados para desinfectar el agua en las piscinas.
Digital Vision./Digital Vision/Getty Images

Tanto el cloro y el bromo son gases de la familia de los halógenos de los productos químicos. Ambos productos se utilizan para desinfectar el agua. El cloro es menos costoso y se utiliza a menudo en las piscinas públicas. A diferencia del bromo, el cloro puede tolerar la luz solar y se utiliza con mayor frecuencia en instalaciones al aire libre. El bromo se utiliza para las tinas calientes y los hidromasajes, ya que es fácilmente destruido por la luz solar. El bromo no tiene el olor químico del cloro, que actúa como irritante y puede causar congestión nasal. Ambas sustancias pueden causar reacciones respiratorias y en la piel. Se absorben por la piel, por lo cual es importante ducharte apenas sales de la piscina.

Infecciones

Natación en el lago.
Karl Weatherly/Photodisc/Getty Images

El agua inhalada que se aloja en tus cavidades nasales puede causar irritación e infección. Esta condición es conocida como sinusitis y la congestión nasal es uno de sus primeros síntomas. Eres más propenso a contraer una infección con el agua del lago o del océano, ya que no está esterilizada y se llena de organismos vivos. Si tu congestión nasal se acompaña de dolor de cabeza, dolor de cuerpo y fiebre, consulta a tu médico para que te de el tratamiento adecuado.

Consejos

La higiene adecuada es esencial en la natación. La ducha antes y después de nadar con agua y jabón debe ser obligatoria en las instalaciones donde nadas. Si nadas en una piscina cubierta, debe tener una buena ventilación para ayudar a reducir la presencia de vapores químicos de cloro y otros desinfectantes de agua. Un clip de nariz evita eficazmente la inhalación de agua si con frecuencia te entra agua en la nariz. El clip también te ayudará a proteger tu mucosa nasal de la exposición a sustancias químicas irritantes. Trata de usar una solución salina, el cromoglicato de sodio o spray nasal con esteroides para reducir los síntomas de la congestión. También considera el uso de descongestionantes o antihistamínicos orales si eres alérgico a productos químicos para piscinas. Busca orientación de tu médico para determinar qué es lo mejor para ti.