Cómo ser una mujer sensual

Escrito por Julia Bodeeb | Traducido por Josué Miraflores M
La sensualidad es una forma de vivir utilizando plenamente los sentidos para disfrutar de los estímulos placenteros de la naturaleza.
Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

El diccionario Merriam-Webster define a la sensualidad como "Relativo a, o que involucra la gratificación de los sentidos o la indulgencia de los apetitos." La sensualidad es una forma de vivir utilizando plenamente los sentidos para disfrutar de los estímulos placenteros de la naturaleza, el cuerpo humano, la alegría y la interacción con los demás. La sensualidad se centra en el placer físico del cuerpo a la vez que ayuda con la recuperación del trauma, fortalece el desarrollo emocional, relaja al cuerpo y ayuda a la mente a centrarse en el placer del movimiento y la conciencia de todos los sentidos.

Despierta tus sentidos yendo de paseo por el campo o la ciudad para observar la vitalidad del movimiento de las personas. Salir y dejar que los sentidos de la vista y del oído experimenten cosas diferentes le ayuda a la mente a despertar y estar alerta para construir tu sensualidad. Siente tu cuerpo mientras el ritmo de tus pasos atrapa a tus sentidos. Nota cómo el cuerpo se siente vivo y sensual mientras participa del movimiento.

Come alimentos naturales. El cuerpo es más sensual cuando está saludable. Consume frutas y verduras, ya que son naturalmente sensuales y muy agradables al sentido del gusto. Los alimentos como la frambuesa, el mango, la fresa, la uva, el coco, el pimiento rojo, el melón, el durazno, el aguacate, el espárrago y la seta son muy sensuales y también contienen muchos nutrientes.

Participa en un masaje sensual tú sola o con un compañero. Un masaje sensual alivia los músculos, estimula los sentidos, elimina el estrés y le ayuda al cuerpo a concentrarse en la alegría y los placeres de los sentidos. Los aceites de masaje en aromas sensuales como la vainilla, la gardenia y la menta vigorizante le añaden aroma al masaje.

Mantén un hogar sensual. Llena los espacios con colores sensuales; telas suaves y atractivas; así como elementos que les recuerden a los ocupantes algunos lugares exóticos y experiencias sensuales. Utiliza aromas exóticos como el aceite esencial de sándalo o incienso para perfumar el aire.

El baile es una maravillosa forma de perfeccionar tu naturaleza sensual. Bailar (ya sea en casa o al aire libre, sola o con un compañero) le trae alegría a tu cuerpo y le da vida a tus sentidos. Los movimientos rítmicos del baile ayudan al cuerpo a relajarse y revitalizarse con energía positiva. El baile es una actividad que centra la mente en el cuerpo y puede liberarte del estrés mental y físico.

Crea un jardín sensual de flores y árboles perfumados y de varios colores. Los árboles y las flores con aromas sensuales incluyen a las gardenias, las lilas, las rosas, la lavanda, las petunias, el lirio del valle, la madreselva, el jacinto y la menta. Algunas de las flores exóticas que le añaden un aire de sensualidad a cualquier jardín son el iris, la amapola y el bálsamo de abeja.

Mantén tu mente estimulada leyendo mucho y participando en nuevas experiencias. Rompe la rutina diaria con libros que traten sobre lugares exóticos y participa en actividades donde puedas aprender nuevas habilidades o vivir nuevas aventuras.

Consejo

Haz que ser sensual sea una prioridad en tu vida personal.

Procura tener tiempo para darle a tus sentidos experiencias placenteras.

Elimina el desorden en tu casa para disfrutar de un lugar sensual y relajante.

Advertencias

Habla con tu médico antes de cambiar tu dieta y hábitos de ejercicio.