¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

Medicamentos utilizados para la ansiedad que ayudan a bajar de peso

Escrito por Macarena Fernandes Diaz | Fecha actualizada May 17, 2018

Los medicamentos contra la ansiedad, o ansiolíticos, son usados para tratar los síntomas que caracterizan esta condición, como los sentimientos de temor, terror, incomodidad y tirantez muscular que pueden ocurrir como reacción a un estado de estrés o tensión.

Su forma de actuar, en la mayoría de estos medicamentos, es bloqueando la acción de varias sustancias químicas presentes en el sistema nervioso.

Hoy en día hay muchas opciones a elegir para las personas que sufren de ansiedad, pero muchas de ellas se preocupan a la vez por la posibilidad de que estos medicamentos las hagan subir de peso.

Lee también: Consumo de SNRI (antidepresivos) durante el embarazo

En este artículo revisaremos algunas drogas contra la ansiedad y su relación con la subida de peso, para que tengas una mejor idea de cuál elegir y discutir esta opción con tu médico.

Bupropion

El Bupropion, o Wellbutrin, es un inhibidor recaptador de norepinefrina y domapina, que ayuda a lidiar con la ansiedad nivelando los niveles de estos dos químicos en el cerebro.

Uno de los efectos secundarios del Bupropion parece ser la supresión del apetito, lo que que casi siempre conlleva a una pérdida de peso.

El Bupropion disminuye las fijaciones orales en pacientes que toman la droga y puede ser recetado para ayudar a los fumadores a dejar el hábito gracias a este efecto.

Sertralina

La Sertralina, o Zoloft, es un inhibidor selectivo de la reabsorción de la serotonina, que se utiliza para el tratamiento de los trastornos de pánico y depresión, junto con el trastorno de ansiedad social y el trastorno obsesivo compulsivo (TOC).

La Sertralina funciona restaurando el equilibrio de serotonina en el cerebro y entre sus efectos secundarios se encuentran las náuseas y pérdida de apetito, por lo que los pacientes ansiosos tratados con Sertralina sufren pérdida de peso.

Sin embargo, en algunos casos se ha registrado el efecto contrario, es decir, un aumento de peso al ingerir Sertralina, por lo que debes tener en cuenta este hecho si tu médico te receta este fármaco y te preocupa tu peso corporal.

Fluoxetina

La Fluoxetina, o Prozac, es otro inhibidor selectivo de la reabsorción de la serotonina, utilizado por personas con depresión, trastornos de pánico, trastorno obsesivo compulsivo y ansiedad.

Entre los efectos secundarios conocidos de la Fluoxetina, informados por varios pacientes, está una significativa pérdida de peso, pero generalmente esto está relacionado con el hecho de que la Flouxetina provoca fuertes náuseas en quienes la toman.

Sin embargo, al igual que con la Sertralina, también hay casos de aumento de peso entre los pacientes recetados con este antiansiolítico.

Paroxetina

Venlafaxina

La Venlafaxina, o Effexor, es recetada para pacientes afectados por profundos trastornos de ansiedad, depresión profunda y pánico.

A diferencia de las medicaciones mencionadas anteriormente, la Venlafaxina es un inhibidor de la recaptación de serotonina y norepinefrina, que restaura el equilibrio de los niveles de serotonina y norepinefrina en el cerebro para mejorar los problemas de humor y estado de ánimo.

La Venlafaxina a menudo causa una disminución del apetito en pacientes que toman la droga, lo que resulta en una pérdida de peso.

En algunas personas, también puede aparecer el aumento de peso como un efecto secundario.

Alprazolam

El Alprazolam, o Xanax, está incluido en un grupo de drogas llamadas benzodiazepinas que disminuyen el movimiento de los químicos del cerebro que están desequilibrados.

El Alprazolam está recetado para pacientes con trastornos de ansiedad y pánico, así como en personas con ansiedad causada por depresión.

Artículo de interés: Antidepresivos que no afectan la libido

Algunos efectos secundarios leves del Alprazolam son irritabilidad, insomnio, náuseas y pérdida de peso debido a los cambios en el apetito.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.