¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!
x

Medicamentos que se utilizan para poner tus mascotas a dormir

Escrito por Luis Malavé | Fecha actualizada June 28, 2018

En ocasiones y por diversas razones que enumeramos después, es necesario sacrificar a una mascota o animal casero, callejero o de granja.

Esta acción, ejecutada por un veterinario, se denomina eutanasia, vocablo que viene de las palabras griegas "buena" y "muerte", pues se busca hacerlo de la manera más rápida y menos dolorosa para el animal.

Para hacerlo, los veterinarios tienen muchos medicamentos para elegir cuando hay que poner a un animal a dormir.

¿Por qué razón se pone a dormir a un animal?

La eutanasia en animales se usa en una variedad de situaciones, tanto para las mascotas sanas como para aquellas que tienen una enfermedad terminal.

Se utiliza como forma de dar fin a la vida de animales muy ancianos, afectados por enfermedades incurables o en la etapa final de una enfermedad mortal.

Lee también: ¿Una píldora para dormir puede matar a una mascota?

La eutanasia en animales también es un recurso aplicado para eliminar ejemplares peligrosamente enfermos, como aquellos con rabia, y los que tienen un comportamiento peligroso hacia los seres humanos.

Pero también hay usos más polémicos para la eutanasia en animales, como dormir una mascota porque sus dueños no tienen espacio en su vivienda, por falta de sitios suficientes de adopción de mascotas o por una lesión o enfermedad que puede ser tratada pero que está más allá de los medios financieros del dueño de la mascota.

Seleccionando los agentes

Los veterinarios seleccionan los métodos utilizados para la eutanasia basados en una serie de criterios fundamentales, incluyendo el tiempo necesario para crear pérdida de conciencia, el grado de confiabilidad del método y el efecto emocional que este produce en los observadores.

Los métodos deben ser apropiados para la especie del animal, su edad y la necesidad posterior de examinar los tejidos.

El método elegido no debe ser reversible y también debe proteger al personal involucrado.

Los agentes para la eutanasia pueden provocar la muerte interrumpiendo la actividad cerebral, por privación de oxígeno o mediante la depresión de neuronas que brindan el control necesario para la vida.

Un procedimiento indoloro generalmente comienza con la pérdida de la conciencia, seguido de la pérdida del control muscular y la muerte.

Barbitúricos

Los barbitúricos son agentes de acción rápida, baratos y causan molestias mínimas a los animales, pero requieren de un personal capacitado para inyectarlos por vía intravenosa, y los animales que reciben este tipo de inyección deben ser restringidos o sujetados durante su administración.

Se pueden utilizar en perros, gatos, animales pequeños y caballos.

El Pentobarbital causa inconsciencia y paro cardíaco. La muerte parece tranquila y pacífica. El pentobarbital puede ser combinado con hidrato de cloro para los animales grandes. Deprime el área del cerebro que controla la respiración.

El pentobarbital se puede administrar por vía intracardíaca, intravenosa (para utilizarse solamente en animales inconscientes o profundamente sedados) o intraperitoneal. Esta última puede tardar hasta 15 minutos para que surta efecto en un gato o un perro.

La droga T-61 combina tres medicamentos para la eutanasia, como son una anestesia general, una anestesia local y un agente de tipo curariforme.

El sulfonato de metano tricaína es adecuado para usarse en anfibios y peces.

Anestésicos inhalados

Hay un gran número de agentes inhalables, pero los veterinarios solo prefieren usar un número limitado de éstos.

El éter trabaja lentamente, es irritante e inflamable.

El metoxiflurano actúa lentamente y puede causar agitación, pero es aceptable para los roedores.

El isoflurano tiene un olor picante. Los animales pueden resistir respirarlo y es posible que se necesite más de la droga (en comparación al halotano). El desflurano es la forma menos soluble y más picante, lo cual puede retrasar la inducción de la inconsciencia.

El halotano es la opción preferida y actúa como un anestésico rápido. El enflurano es tan eficaz como el halotano pero puede causar convulsiones. El sevoflurano es menos potente que el halotano.

Los animales pequeños pueden ser colocados en una cámara de gas. El monóxido de carbono se puede utilizar después de que el animal está inconsciente. También se utilizan a veces el dióxido de carbono, el nitrógeno y el argón.

El óxido nitroso puede ser usado junto con otros inhalantes, pero no funciona solo.

Por último, se puede utilizar la anestesia general junto con el cloruro de potasio, ya que es más fácil de obtener y menos tóxico en los restos del animal.

Te recomendamos: Medicación para sedar a un gato

Algunos de estos agentes, incluyendo el nitrógeno, pueden ser objeto de abuso por los seres humanos y causar efectos secundarios graves en aquellos que se expongan a los mismos, haciendo que su uso sea potencialmente más problemático.

Eutanasia en animales grandes

Los animales grandes pueden requerir un cateterismo debido a la cantidad de barbitúricos necesarios para practicar la eutanasia.

En ellos se usan Suomulosa (Secobarbital y Cinchocaina) o Tributame (Embutramida, Cloroquina y Lidocaína), porque requieren de menos volumen de inyección.

Se supone que debido a esto actúan rápido. Los medicamentos pueden causar inconsciencia y un paro cardíaco por separado.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.