¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

Medicamentos de venta libre para las hemorroides externas

Escrito por Luis Malavé | Fecha actualizada June 25, 2018

Las hemorroides son vasos sanguíneos inflamados en el recto y el ano y aunque suelen considerarse de manera equivocada como un problema de salud que afecta solo a los adultos mayores, la realidad es que se trata de una dolencia que hoy en día afecta a millones de personas jóvenes, incluyendo adolescentes y adultos jóvenes.

Lee también: Tratamiento de la trombosis hemorroidal interna

En parte se considera que esto es producto de una cultura que favorece el consumo de una dieta deficiente y con muy poca fibra.

Este doloroso problema puede ocurrir dentro o fuera del cuerpo, es decir, que la inflamación de los vasos sanguíneos pueden ocurrir y mantenerse dentro del recto, o salir al exterior a través del esfinter anal, lo que se denomina hemorroides externas.

Los síntomas de hemorroides externas incluyen dolor, picazón y sangrado rectal.

Los factores de riesgo para desarrollar hemorroides externas incluyen todo lo que produzca presión extra en la zona, como la distensión durante el movimiento intestinal, embarazo y obesidad.

¿Qué causa las hemorroides?

Comer menos de la cantidad recomendada de fibra diaria puede provocar evacuaciones difíciles, con bollos fecales muy endurecidos que irritan las paredes y venas del recto a su salida por el esfinter anal.

En muchos otros casos, sin embargo, las hemorroides pueden surgir a consecuencia de la continua irritación del recto por diarreas recurrentes, el embarazo o incluso, por el esfuerzo realizado durante el parto.

La tensión provocada por estas condiciones sobre los tejidos rectales puede causar hemorroides internas y externas.

A esto se une que la diarrea recurrente o el esfuerzo prolongado durante las evacuaciones difíciles pueden generar una inflamación continua del recto y del ano, favoreciendo la aparición de hemorroides.

Contrariamente a la creencia popular, las hemorroides en el embarazo no sólo se deben al enlentecimiento del sistema digestivo o por empujar durante el parto.

El peso de un niño en el vientre también puede ejercer presión sobre las venas dentro del intestino. Esto puede crear una hemorroide interna que puede ser empujada hacia el exterior del ano durante una deposición.

Tipos de hemorroides

La prestigiosa institución médica estadounidense Clínica Mayo establece una clasificación ación de tres tipos para las hemorroides, como son internas, externas y trombosadas.

Las hemorroides internas se localizan en el interior del recto. Rara vez generan molestias y no pueden sentir o ver a menos que se haga una inspección directa por parte de un médico especialista.

Sin embargo, el esfuerzo o la irritación que se producen al evacuar los intestinos pueden dañar la superficie de una hemorroide interna y hacer que esta sangre.

De manera ocasional, este esfuerzo puede provocar la salida de una hemorroide interna a través del ano, pasando a denominarse como hemorroide sobresaliente o prolapsada. Esta condición genera dolor e irritación para quien la sufre.

Por su parte las hemorroides externas se ubican debajo de la piel que rodea el ano. Si llegan a irritarse, también pueden generar picazón y hasta sangrar.

Las hemorroides trombosadas se forman por la acumulación de sangre en una hemorroide externa, que a su vez genera un coágulo de sangre o trombo.

Además del dolor intenso e inflamación que acompaña a la hemorroide trombosada, también puede aparecer un bulto duro cerca del ano, conformado por este coágulo.

Por su puesto, existen muchos medicamentos de venta libre que pueden usarse en casa para tratar este problema. Vamos a enumerar algunos de ellos.

Esteroides tópicos

Aplicar medicamentos esteroides tópicos directamente sobre la piel ayuda a contraer el tejido y aliviar la picazón.

Existen varios medicamentos de venta libre que contienen hidrocortisona para tratar las hemorroides y que se consiguen en forma de cremas, ungüentos, parches o supositorios.

Es importante evitar orinar o evacuar al menos tres horas después de aplicar la crema para que el medicamento tenga tiempo de actuar.

Los efectos secundarios graves por el uso de hidrocortisona incluyen inflamación de los pies y tobillos, rápida ganancia de peso, dolor abdominal y convulsiones. Todas las reacciones adversas requieren atención médica.

Analgésicos orales

Las hemorroides causan dolor si pasas largos períodos de pie o con distensión durante los movimientos intestinales.

Tomar medicamentos que contengan acetaminofén ayuda a aliviar el malestar asociado a las hemorroides externas. Aunque ayudan a disminuir el dolor, no alivian síntomas como la picazón.

Es importante seguir las instrucciones del envase para evitar posibles complicaciones, como daño hepático, por el consumo excesivo de acetaminofén.

Anestésicos tópicos

Aliviar el dolor en la zona de la hemorroide externa es posible utilizando medicamentos que contengan ingredientes que adormezcan la piel.

La pramoxina y la lidocaína son ingredientes comúnmente encontrados en productos específicos para el dolor anal.

No dejes de leer: ¿El ciclismo empeora las hemorroides?

Estos ayudan a bloquear las señales de dolor y a adormecer el área afectada. Estos medicamentos anestésicos son de venta libre y vienen en forma de ungüentos y cremas.

Es importante seguir las instrucciones del envase. Una sobredosis puede generar reacciones severas, sobre todo si contienen licodaina. Esto incluye convulsiones, fallas respiratorias y coma.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.