Mecanismo de acción de los betabloqueadores

Escrito por Vickie Van Antwerp
Los betabloqueadores mejoran el ritmo cardíaco y reducen los riesgos de ataques cardíacos.
heart attack image by JASON WINTER from Fotolia.com

Los betabloqueadores, también conocidos como agentes bloqueadores beta-adrenérgicos, son medicamentos ampliamente usados para tratar la presión alta y trastornos cardíacos. Se ha probado que reducen el riesgo de ataques del corazón entre muchos usos.

Mecanismo de acción

Los betabloqueadores tratan enfermedades cardíacas y no cardíacas. Estos bloquean los receptores adrenérgicos B1 y B2 que producen epinefrina, también conocida como adrenalina. La epinefrina puede provocar vasoconstricción cuando los niveles son altos. Los betabloqueadores ayudan al corazón a latir lentamente con menos fuerza, para que no tenga que trabajar muy duro.

Usos

Los betabloqueadores son usados para reducir la presión sanguínea, arritmias cardíacas y dolor en el pecho. También pueden usarse para tratar migrañas, glaucoma y fibrilación auricular y evitar la muerte repentina después de un ataque al corazón.

Dado que los betabloqueadores controlan la producción de adrenalina, pueden reducir el ritmo cardíaco y dar un efecto calmante al cuerpo. Los músicos y los actores han estado usando la droga desde 1970 para controlar el pánico escénico. Este es un uso sin etiqueta; lo betabloqueadores no han sido aprobados por la Administración de alimentos y drogas de los Estados Unidos para tal uso.

Efectos secundarios

Algunos efectos secundarios de los betabloqueadores incluyen: bradicardia (disminuir el ritmo cardíaco), falla congestiva cardíaca, hipotensión (muy baja presión sanguínea), depresión mental, debilidad, parestesia de manos (temblores o adormecimiento), falta de conciencia y disfunción sexual en hombres.