Cómo hacer una mascarilla facial de arroz

Escrito por Kimbry Parker | Traducido por Alejandra Prego
Aplica una mascarilla facial de arroz dos o tres veces por semana, siempre y cuando la piel no muestre una reacción adversa.
Image Source/Photodisc/Getty Images

Una mascarilla facial de arroz puede exfoliar suavemente la piel, agregar humedad y aclarar tu tono de piel, pero no puedes usar los granos para la mascarilla. En su lugar guarda los granos para un revuelto y usa la harina de maíz o el agua de arroz para hacer una mascarilla facial casera. Esta es apta para todos los tipos de piel, incluyendo aquellos que tienen acné, piel sensible o seca. No tienes que ir a un spa y gastar mucho dinero en mascarillas faciales compradas en la tienda, puedes preparar una receta simple justo en casa, con ingredientes naturales y baratos.

Tratamiento facial de agua de arroz

Vierte 1/2 taza de arroz en un tazón. Agrega la suficiente cantidad de agua para llenar el tazón a una pulgada sobre el arroz. Revuelve bien con una cuchara.

Deja el arroz en el agua hasta que luzca nublada, durante unos 30 a 60 minutos. Vierte el agua y el arroz a través de un tamiz en un tazón pequeño, para separarlos.

Usa una tijera para cortar unos ojos, una nariz y una boca en una toalla de papel para usarla para la mascarilla. Remoja la toalla de papel en el agua de arroz durante 10 minutos.

Quita cuidadosamente la toalla de papel y escúrrela suavemente. Déjala en el lugar y coloca la toalla de papel en el rostro durante 15 minutos.

Mascarilla facial de harina de arroz

Pela una pequeña papa con un cuchillo. Ralla la papa cruda con un rallador de queso.

Coloca un puñado de papa rallada en la mano. Apriétala sobre el tazón para extraer el jugo.

Agrega harina de arroz al jugo de papa, de a una pizca a la vez, Revuelve el jugo a medida que agregas la harina de arroz hasta que quede como una pasta.

Extiende la pasta sobre el rostro con la punta de los dedos. Déjala durante 10 o 20 minutos antes de enjuagarla con agua tibia.