Máscara facial casera para limpiar los poros

Escrito por Susan Dorling | Traducido por Eva Ortiz
Consiéntete con una máscara de belleza casera de plátano y miel.
Medioimages/Photodisc/Photodisc/Getty Images

Revitaliza y nutre tu piel con una máscara de limpieza de poros casera que consiste en una mezcla deliciosa de plátano y miel y se infunde con el aroma celestial y los beneficios de equilibrio de la piel de los aceites esenciales de rosa y ylang-ylang. Hecha con ingredientes frescos y naturales que ya tienes en tu cocina, esta mascarilla revitalizante remueve la suciedad que obstruye los poros, dejando cualquier tipo de piel fresca y radiante. Lo mejor es que esta máscara de embellecimiento se puede crear en un instante, lo que es una forma accesible y relajante de mimarte antes de una noche especial.

Muele 1 cucharada de avena hasta que tenga una consistencia fina, en la licuadora. Pela el plátano, córtalo en trozos pequeños y hazlo puré. Corta 1 limón por la mitad y extrae 1 cucharadita de jugo.

Añade el zumo de limón, 1 cucharada de miel cruda, 1 yema de huevo, 1 cucharadita de aceite de germen de trigo y avena molida al puré de plátano. Tritura todos los ingredientes hasta formar una pasta suave y cremosa.

Diluye la mascarilla con un poco de agua destilada si es demasiado espesa, entonces revuelve bien hasta que la mezcla sea completamente homogénea. Añade 1 gota de aceite esencial de ylang-ylang y 1 gota de aceite esencial de rosa, y revuelve bien.

Ata tu pelo en una coleta y envuelve una toalla alrededor de tus hombros para cubrir cualquier ropa expuesta. Lávate la cara y el cuello y seca con cuidado.

Aplica la máscara en la cara y el cuello con movimientos ascendentes, evitando las zonas alrededor de los ojos y la boca. Relájate y descansa durante 10 minutos, o más si tu piel es seca.

Remoja el paño con agua tibia y suavemente quita la máscara; luego, enjuaga bien la cara y el cuello con agua tibia. Luego enjuágate con agua fría. Seca con una toalla limpia. Aplica tu tónico normal y una crema hidratante.

Consejo

Aplica la máscara dentro de una hora de su preparación.

El aceite esencial de lavanda puede sustituir al de rosa.

El aceite esencial de manzanilla romana puede sustituir al ylang ylang.

Después de aplicar la máscara, considera acostarte y relajarte con bolsitas de té frías o rebanadas de kiwi recién cortado sobre los ojos para aliviar y reducir la apariencia de las ojeras.

Advertencias

Si tienes la piel sensible puedes desear probar una pequeña porción de la máscara en el interior de la muñeca durante 10 minutos, luego enjuaga y espera 24 horas para asegurarte de que no eres alérgica a ninguno de los ingredientes de la máscara.

No utilices esta mascarilla si tienes alergias a los productos de las abejas, como la miel.

No uses esta mascarilla si tienes acné u otros problemas de la piel.