Cómo mantener tus calcetines blancos

Escrito por Ruth Nix | Traducido por Francisco Roca
Goodshoot/Goodshoot/Getty Images

Los calcetines blancos son especialmente propensos a las manchas y a la decoloración. A diferencia de las camisas blancas y aún de los pantalones, los calcetines están en contacto constante con el sudor, el interior de los zapatos que los deteriora, los pisos sucios, el lodo y cualquier otra clase de materiales sobre los que la gente camina sin zapatos, causando que pierdan su verdadera blancura y viveza con facilidad. Sin embargo algunos de estos efectos pueden revertirse y el aspecto limpio de los calcetines blancos puede restaurarse con una rutina de cuidado simple.

Remoja los calcetines blancos durante cinco minutos en un cubo o recipiente grande de vidrio con 1/4 de taza de blanqueador ordinario diluido en un galón (3,79 L) de agua fría.

Coloca los calcetines en una tina grande para evitar que se derramen los productos para el tratamiento previo. Utiliza guantes de látex de cocina y aplica una pequeña cantidad de un producto blanqueador espeso que tenga cantidades relativamente bajas de hipoclorito activo, como el Clorox® Ultimate Care Bleach, y remueve los calcetines según se necesite asegurándote de remojar todas las manchas. Si lo deseas puedes apilar los calcetines que estás tratando con el fin de ahorrar espacio.

Transfiere los calcetines tratados previamente en la tina, directamente a la maquina lavadora. Lava los calcetines en cargas completas, con colores similares, y agrega 3/4 de taza de blanqueador ordinario al agua caliente.

Enjuaga la tina y los guantes cuidadosamente.

Consejo

Si deseas mantenerte alejado de productos químicos como el cloro, en su lugar puedes intentar hervir agua en una olla y sumergir ahí los calcetines blancos manchados con unas rodajas de limón, las cuales actuarán como agentes blanqueadores naturales, hasta que el agua se enfríe. También puedes añadir una pequeña cantidad de detergente lavavajillas para lavar las cargas de ropa que tengan calcetines blancos.

Trata de secar los calcetines blancos mojados colocándolos sobre un tendedero al sol. Aún cuando algunas manchas pueden fijarse en la tela cuando se secan en máquinas secadoras, el sol actuará como un agente blanqueador natural.

Advertencias

Asegúrate de que el cloro y los productos blanqueadores estén siempre fuera del alcance de los niños y que, cuando los almacenes, todos los productos estén bien tapados.

Evita inhalar directamente el cloro o los productos blanqueadores.

Mantén el cloro y los productos blanqueadores lejos de la ropa que llevas puesta y de otras telas que no pretendas tratar o blanquear.