¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

Manchas rojas sobre la piel de las manos

Escrito por Luis Malavé | Traducido porAlejandra Rojas | Fecha actualizada May 10, 2018

La aparición de sarpullidos con manchas rojas en la piel de las manos es una situación incómoda y poco atractiva a la vista.

Esto puede ser causado por una variedad de condiciones, desde reacciones alérgicas a desórdenes del sistema inmune.

Sin embargo, en la mayoría de los casos se pueden tratar con facilidad, con excepción de la piel seca por el invierno o algo más complejo, como infecciones o problemas del tejido de la piel, que pueden requerir una receta de corticosteroides o antibióticos orales o tópicos.

Lee además: Zonas de piel seca en el invierno

Vamos a revisar por tanto algunas de las posibles causas d ella aparición de manchas rojas en la piel de las manos.

Piel seca

Una posible causa de las manchas rojas en la piel de las manos es la resequedad de la piel.

La exposición continua al agua enjabonada, químicos fuertes y las temperaturas extremas provocan una disminución notable de los niveles de los aceites protectores de la piel, provocando que se deshidrate con mayor velocidad y se muestre reseca y sensible.

Es posible que la piel seca por los elementos termine desarrollando un cuadro de dermatitis, la cual puede convertirse en algo serio si no se trata.

Mantener tu piel hidratada en un clima bastante frío o cálido es esencial para prevenir la aparición de manchas rojas en la piel de las manos o de otras zonas del cuerpo, vinculadas a la resequedad.

Eccema

El eccema, también conocido como dermatitis, es una forma de inflamación de la piel que provoca picazón y se cree que es ocasionada por un desorden del sistema inmune.

Con el nombre de eccema se designa varios tipos distintos de hinchazón de la piel y la mayoría de sus tipos comparten como síntomas sequedad y picor en la piel, además de sarpullido en la cara, interior de los codos y detrás de las rodillas.

También puede generar manchas rojas en la piel de las manos y de los pies, acompañadas de sarpullido.

El eccema deja tu piel áspera, seca y a menudo con picazón. También puede alterar la pigmentación de la piel, dejándote manchas rojas que luego se pondrán marrones.

Si no lo tratas correctamente, el eccema deja la piel seca, agrietada y rota expuesta a una infección.

El desorden puede ser acompañado por una fiebre de heno o asma y normalmente aparece en la niñez, aunque puede ocurrir una aparición en los adultos.

Las áreas más afectadas con frecuencia son los brazos, piernas y manos.

La Psoriasis

La psoriasis ocurre cuando las células linfocitos-T, normalmente responsables de erradicar los virus en el cuerpo, atacan las células sanas de la piel.

Se ha determinado que algunos factores determinantes del psoriasis son el estrés, resfriados y las infecciones que comprometan severamente al sistema inmunológico de la persona.

En la piel afectada por la psoriasis las células de piel seca y muerta se acumulan muy rápidamente, formando placas que lucen como escamas gruesas. A veces acompañada por artritis, la psoriasis es una condición crónica.

Otros síntomas que acompañan la psoriasis son las articulaciones tiesas y uñas estriadas y gruesas. La aparición puede ocurrir por varias semanas o meses y luego cesar y luego volver a regresar.

El estrés y ciertas medicaciones, como los beta-bloqueadores y el litio pueden exacerbar los síntomas.

Esta no es una enfermedad contagiosa, pero puede aparecer a cualquier edad.

Dermatitis

La dermatitis es un término general para un sarpullido causado por la irritación de la piel.

Por ejemplo, la denominada dermatitis por contacto es causada por elementos irritantes como el jabón o químicos.

La dermatitis atópica es común en los climas áridos, mientras que la dermatitis seborreica ocurre en las partes del cuerpo ricas en sebo o glándulas productoras de grasa.

La falta de vitamina B o el exceso de vitamina A pueden conducir a síntomas de dermatitis.

Prevención y solución a este problema

Tomar duchas cortas y tibias en lugar de sumergirte en baños calientes puede evitar que tus manos se pongan rojas y llenas de manchas.

Ponte guantes cuando limpies o salgas al clima frío, asegurándote de aplicarte primero un humectante.

Artículo relacionado: Piel seca con escamas

Beber por lo menos ocho vasos de 8 onzas de agua al día ayuda a mantener la piel hidratada y puede ayudarte a prevenir las manos rojas y con manchas.

Si no te ayuda el cuidado casero, consulta con tu doctor.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.