¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

Los síntomas de la intolerancia al alcohol

Escrito por Matias Cohen | Fecha actualizada September 28, 2018

Algunas personas son abstemias por elección, mientras que otras deben serlo por obligación. Esto se debe a que pueden padecer lo que se denomina intolerancia al alcohol, que se presenta por la incapacidad del hígado para descomponer o metabolizar el alcohol.

A menos que se descomponga, el alcohol resulta tóxico para el cuerpo humano. En la gran mayoría de las personas, este proceso se da por una enzima llamada aldehído deshidrogenasa (ALDH) presente en el hígado, que degrada el alcohol en ácido acético, el cual se elimina fácilmente por la orina.

En las personas que padecen intolerancia, la deficiencia de esa enzima hace que el alcohol permanezca en el sistema, la cual se comportará como una toxina que desencadena una respuesta inmune inmediata que causa los síntomas típicos de una alergia.

Muchas veces se malinterpreta la intolerancia al alcohol con los síntomas por el exceso en su consumo. Nada más equivocado. Quien padece esta intolerancia no puede consumir ni siquiera una gota de alcohol, ya que la reacción negativa del cuerpo es prácticamente inmediata.

Te puede interesar: Síntomas de la anemia hipocrómica

¿Por qué se puede tener intolerancia al alcohol?

Esta patología es de origen genético, es decir, hereditaria, y aunque es muy poco frecuente, afecta en mayor medida a personas asiáticas.

La Mayo Clinic señala que los principales factores de riesgo para tener intolerancia al alcohol son ser de ascendencia asiática, tener asma o fiebre del heno (rinitis alérgica), padecer alergia a los cereales u otros alimentos o tener linfoma de Hodgkin.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud la catalogó como una de las alergias más peligrosas, a pesar de su baja incidencia. Es por eso que, detrás de las alergias al polvo o el polen, es una de las que más desvela a la ciencia.

En tanto, existen otros componentes en ciertas bebidas alcohólicas que también se han mencionado como desencadenantes de este trastorno, como son los conservantes (sulfitos), sustancias químicas, cereales u otros ingredientes (como pueden ser los que se encuentran en la cerveza) y la histamina.

Te puede interesar: Síntomas de la rinitis crónica

¿Cuáles son sus síntomas?

Las reacciones por la intolerancia al alcohol suelen ser inmediatas y muy perjudiciales. Los primeros signos que se evidencian son:

  • Enrojecimiento facial.
  • Aumento de la frecuencia cardíaca.
  • Posibles ataques de asfixia.
  • Brusco descenso de la presión arterial.

Inmediatamente después de estos primeros signos de alarma, se presentarán síntomas más preocupantes, como:

  • Aparición de protuberancias o bultos en la piel, de color rojizo, con picazón, ardor y calientes al contacto.
  • Congestionamiento nasal y moqueo.
  • Migraña.
  • Aumento de la temperatura corporal.
  • Náuseas y vómitos.
  • Diarrea.
  • Dificultades para respirar (suelen ser más graves en personas con asma preexistente).

Además, padecer intolerancia al alcohol puede generar que tan solo una copa genere desorientación y confusión, típico estado de ebriedad, precisamente por la incapacidad del hígado de procesar el alcohol.

Si por error o desconocimiento una persona con este trastorno bebe cualquier cantidad de alcohol, por más pequeña que ésta sea, y comienza a presentar estos síntomas, la visita al médico deberá ser inmediata.

Te puede interesar: Cuál es la presión sanguínea en la mujer

¿Cómo prevenir la intolerancia al alcohol?

Padecer esta enfermedad no genera ningún problema a la salud, por lo que se puede vivir una vida normal. Es sí, siempre y cuando no tenga contacto alguno con el alcohol.

De las bebidas alcohólicas, la cerveza es la que menos concentración de alcohol posee. Un pequeño sorbo contiene apenas 1 ml de alcohol puro, el cual es suficiente para provocar la catarata de síntomas que genera esta la intolerancia al alcohol.

Más allá de conocer la falla en la enzima que provoca esta intolerancia, aún la ciencia no ha resuelto los mecanismo de reacciones alérgicas al alcohol. Algunos estudios desestiman la acción de la inmunoglobulina E (IgE), que es aquella que se activa en reacciones alérgicas al polen y al polvo, por ejemplo, así como tampoco estarían involucrados productos de descomposición del alcohol, como el ácido acético o el acetaldehído.

Teniendo en cuenta que las bebidas alcohólicas están compuestas por múltiples ingredientes, como conservantes, azúcares, levadura, lúpulo, cebada o sustancias derivadas del trigo, productos químicos alimentarios naturales (por ejemplo, salicilato), sustancias derivadas de la madera o conservantes como el metabisulfito sódico, es importante considerar que muchas veces las personas que padecen intolerancia al alcohol pueden ser alérgicas solo a un tipo de bebida alcohólica o bien a una gran variedad de bebidas.

De hecho, los casos publicados en diferentes revistas científicas de prestigio mundial han revelado que la respuesta a las pruebas cutáneas al etanol han sido negativas, lo que lleva a pensar que el alcohol a veces puede actuar como un disparador, es decir, que ayuda a otras sustancias a causar alergias.

De todas formas, vale la pena recordar que beber alcohol en exceso es peligroso y dañino para cualquier persona a, sea o no alérgica a alguno de sus aditivos.

Te puede interesar: Esperanza de vida si tienes linfoma

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.