Los mejores alimentos para consumir cuando tienes un sistema gastrointestinal delicado

Escrito por Renee Miller
jeans and belly image by Vasiliy Koval from Fotolia.com

La sensibilidad gastrointestinal, o estómago sensible, es un problema que puede indicar desórdenes severos. por lo general, en afecciones tales como el síndrome del intestino irritable (SII) o indigestión crónica. Por lo general, no hay mucho que se puede hacer médicamente para tratar o curar estos problemas estomacales. Pero puedes encontrar alivio e incluso reducir muchos de los síntomas gastrointestinales consumiendo ciertos alimentos y manteniendo una dieta saludable.

Agua

bottles of minerale water image by Maria Brzostowska from Fotolia.com

Bebe de 8 a 10 vasos de agua por día para mejorar tu salud intestinal. El agua alivia el estreñimiento, ya que ayuda a que las fibras digestivas de tu estómago hagan su trabajo con eficiencia.

Carbohidratos

Fried rice image by TM from Fotolia.com

Si tus síntomas gastrointestinales incluyen gases e hinchazón, los alimentos que son fáciles de digerir y poco ácidos o no ácidos ayudarán a tu condición. Los alimentos ricos en carbohidratos se digieren fácilmente y no forman ácidos en tu estómago. El arroz, el pan y las pastas son ricos en carbohidratos digeribles.

Magnesio

halibut ready to eat image by leemarusa from Fotolia.com

Los alimentos ricos en magnesio pueden ayudarte a aliviar tu estómago sensible. El magnesio evita que el estómago segregue demasiado ácido clorhídrico, que causa muchos problemas estomacales. Los alimentos como las verduras de hoja, los frijoles negros y el pescado, como el mero, son fuentes de magnesio.

Fibras insolubles

popcorn image by Photoeyes from Fotolia.com

Existen dos clases de fibras, solubles e insolubles, y cada vegetal comestible tiene una de ellas. La clave para tener una buena salud gastrointestinal es comer ambas clases de forma balanceada. Las fibras insolubles no se disuelven en agua y, como las bacterias del colon no actúan sobre ellas, no forman gases. Estas fibras retienen el agua en el colon, lo que estimula las deposiciones y crea regularidad en los movimientos intestinales. Si tus problemas estomacales incluyen gases y diarrea, deberías aumentar el consumo de fibra insoluble. El pan integral, el salvado, los granos integrales, los frutos secos, las palomitas de maíz, el arroz integral y las frutas y vegetales (en particular con piel) son fuentes de fibra insoluble.

Fibras solubles

prune sanguine image by Dominique LUZY from Fotolia.com

Las fibras solubles forman gases, ya que son fermentadas por las bacterias del colon. Si tus problemas estomacales incluyen estreñimiento y movimientos intestinales irregulares debes aumentar el consumo de fibras solubles. Los alimentos como la avena (ya sea como cereal o en bollos, etc.), manzanas, naranjas, pomelos, peras, ciruelas pasas, uvas concord, duraznos, remolachas, zanahorias y cereales que contienen psilio son fuentes de fibra soluble.

Prebióticos

bananas image by Maria Brzostowska from Fotolia.com

Los prebióticos estimulan las bacterias buenas del colon y ayudan a mantener el sistema gastrointestinal saludable. La harina de avena, lino, cebada, los granos integrales, las cebollas, verduras verdes, bayas, plátanos y las legumbres son fuentes naturales de prebióticos.

Consejos

Los síntomas comunes de un estómago sensible incluyen gases e hinchazón. Deberías evitar consumir alimentos que forman gases como la leche y los productos lácteos, frijoles cocidos, coliflor, repollo, brócoli, choclo, trigo y copos de avena.

Comer comidas abundantes puede provocar calambres y diarrea, en especial si sufres del síndrome de intestino irritable. En lugar de 3 comidas abundantes al día, opta por 4 o 5 más frugales para reducir o aliviar esos síntomas. (Ver Referencia 4).

Lleva un registro de tus comidas para identificar los alimentos o factores que te producen dichos síntomas gastrointestinales y haz cambios en tu dieta, como eliminar los alimentos que parecen causarte estos problemas.

El estrés contribuye a menudo a tener un estómago sensible. Aprende técnicas para manejar el estrés y de relajación, que pueden aliviar alguno de tus síntomas.

Los alimentos ricos en fibras se recomiendan a menudo para mantener el sistema gastrointestinal saludable, pero algunos problemas digestivos pueden empeorar con ciertas fibras. Consulta a tu médico antes de cambiarte a una dieta rica en fibras para asegurarte de que no empeorará tus síntomas.