¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

Los efectos secundarios del abuso del Percocet

Escrito por Estefanía Mac | Fecha actualizada September 21, 2018

El Percocet es el nombre comercial de un medicamento controlado de tipo II, a base de paracetamol y oxicodona, recetado con frecuencia para el alivio del dolor, especialmente en pacientes recién sometidos a cirugías o que sufren de dolores moderados a fuertes a causa de la artritis, problemas en las articulaciones o dolencias en la espalda.

El problema con el uso del Percocet es que una gran cantidad de personas lo utilizan libremente, desconociendo que se trata de un fármaco controlado debido a su considerable poder adictivo.

Pero, lo que es aún más alarmante es que la adicción puede comenzar sólo tres semanas después de haberlo empezado a tomar.

Al respecto, el portal MyAddiction.com reporta que uno de los problemas del consumo continuado de Percocet es que las personas empiezan a creer que para sentirse “normales” necesitan consumirla de manera regular.

En este artículo revisaremos algunos de los efectos secundarios que tiene la adicción de este medicamento controlado.

Necesidad de alcanzar estado artificial de bienestar

El Percocet es una medicación controlada por las autoridades de Estados Unidos y de muchos otros países y solo se debería adquirir en farmacias presentando una receta de un médico.

Este producto contiene paracetamol y oxicodona. La oxicodona es un analgésico narcótico y estimulante, mientras que el paracetamol, también conocido como acetaminofeno, es un analgésico y antinflamatorio.

Artículo relacionado: Signos de adicción a pastillas para el dolor

El producto también contiene una pequeña cantidad de opio que deriva de las plantas de las amapolas. Estos componentes le otorgan un gran poder adictivo si se consume regularmente.

Al respecto, se ha determinado que los pacientes que comienzan a tomar Percocet generalmente experimentan un tipo de euforia que reemplaza al dolor con sentimientos artificiales de bienestar.

A medida que se empieza a crear una tolerancia a la droga, la necesidad de sentirse bien física y emocionalmente se más y más difícil de lograr, lo que lleva a muchas personas a aumentar la dosis diaria y el tiempo de consumo más allá de lo recomendado.

De hecho, uno de los efectos secundarios del Percocet es que cada vez aumenta más la necesidad de consumirlo para lograr esta sensación de bienestar.

Problemas de adormecimiento

Los pacientes que abusan del Percocet generalmente muestran signos de adormecimiento inusual que interfiere con sus tareas habituales.

A medida que se aumenta la dosis, el sueño se hace una necesidad debido a sus propiedades narcóticas. Al aumentar la adicción, la persona comienza a mostrar signos sopor.

Tarde o temprano, este aumento continuo de las dosis puede llevar a la persona a sufrir un coma.

Cambios en la conducta

La adicción al Percocet también conlleva cambios en la conducta. El antojo por la droga es tan fuerte que quién la usa estará obsesionado y preocupado por cómo podrá adquirir más medicamento cuando su receta se termine.

El portal Percocetaddiction.net reporta casos de personas que comienzan a visitar a distintos médicos o las áreas de emergencia de los hospitales con cualquier pretexto, buscando obtener una receta.

Otros portales, como Drugstrategies.org señalan que cada vez aumenta más el número de adictos al Percocet que llegan a incurrir en actos ilegales o delitos para conseguir este fármaco.

Estreñimiento

Casi todos los pacientes que consumen Percocet u otras drogas opioides por cualquier período de tiempo sufren de estreñimiento.

La forma de contrarrestar esta condición es ingerir muchos más líquidos, cambiar a una dieta rica en fibra y hacer ejercicio.

En ocasiones es necesario que el médico recete un suavizador de las heces o laxante, para estimular nuevamente el movimiento intestinal.

Respiración retardada o tensión arterial baja

El Percocet puede provocar tensión arterial baja o retardo en la respiración cuando la dosis ingerida es demasiado alta o la persona la aumenta repentinamente.

Aquellos pacientes que ingirieron altas dosis de Percocet pueden entrar en un estado de sueño tan profundo que no podrán despertar.

Te recomendamos: Medicamentos para el dolor que son narcóticos

Generalmente estos efectos secundarios se vinculan con una sobredosis del medicamento, lo que amerita una rápida intervención médica para evitar un coma o la muerte de la persona.

El consumo prolongado de esta sustancia también puede provocar daños al hígado, que se hacen más graves si la persona suele ingerir alcohol en grandes cantidades.

Síntomas de abstinencia

Cuando se abusa del Percocet y cesa su efecto antes de que la persona pueda conseguir más dosis, se presenta el denominado síndrome de abstinencia.

Esto ocurre en un lapso de apenas 2 a 4 horas después de haber cesado el efecto de la última dosis y los síntomas incluyen náuseas, vómitos, mareos y visión borrosa durante el período de abstinencia.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.