Los efectos de la mala nutrición en la salud

Escrito por Rona Aquino
Mala nutrición.
Image by Flickr.com, courtesy of Jennie Faber

La mala nutrición es perjudicial para el bienestar físico y emocional. Muchas enfermedades crónicas pueden ser el resultado de una mala dieta.

Importancia

Las hamburguesas y papas fritas son ricas en grasa y ponen en peligro tu salud.
Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Una mala nutrición pone en peligro tu salud. esto aumenta el riesgo de padecer enfermedades tales como diabetes tipo 2, insuficiencia cardíaca, colesterol elevado, obesidad, presión arterial alta, osteoporosis y cáncer.

Función

La mala nutrición puede incidir negativamente en la resolución de problemas y reatrasar el tiempo de respuesta muscular.
Digital Vision./Photodisc/Getty Images

La mala nutrición también afecta tu proceso de razonamiento y el funcionamiento general de tu cuerpo. Puede resultar en un aumento de la grasa corporal, incidir negativamente en la resolución de problemas, reducir la fuerza corporal, retrasar el tiempo de respuesta muscular y reducir el estado de alerta.

Tipos

El daño articular puede ser causado por la mala nutrición.
kosmos111/iStock/Getty Images

La mala nutrición también es uno de los principales factores que contribuye al desarrollo de gota. Esta afección dolorosa de las articulaciones puede causar un daño permanente. Es provocada por la acumulación de ácido úrico.

Otras afecciones

La mala alimentación puede provocar obesidad y trastornos alimenticios.
Don Bayley/iStock/Getty Images

Además de enfermedades crónicas, afecciones tales como la depresión, los trastornos alimenticios, el estrés y la fatiga también suelen estar asociadas con la mala alimentación.

Efectos en los niños

Los niños deben seguir una dieta adecuada y saludable para mantener el crecimiento físico y el desarrollo neuronal.
Jupiterimages/Pixland/Getty Images

Es especialmente perjudicial para los niños no contar con una buena nutrición en los años de desarrollo. Según investigadores de la Universidad del Sur de California, la mala alimentación en los primeros años de vida provoca comportamientos destructivos, como rasgos agresivos y antisociales durante la infancia hasta finales de la adolescencia. Además, la mala alimentación puede incidir en el desarrollo neuronal del niño, lo que conduce a un CI bajo.