¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!
x

Los efectos de frotar alcohol en la piel

Escrito por Luis Malavé | Fecha actualizada May 04, 2018

El alcohol isopropílico de venta en farmacias y tiendas mayoristas de todo el mundo, se compone en general de un 68 por ciento a 99 de isopropanol por volumen.

También se le conoce como propanol-2-ol, 2-propanol, alcohol o API y su fórmula molecular es C3H8O. Se trata de un compuesto químico incoloro, inflamable y con un fuerte olor.

Lee también: Información sobre el alcohol para frotar

El alcohol isopropílico es quizás uno de los elementos más comunes en los botiquines de primeros auxilios de los hogares en el mundo entero y sus usos no se limitan a la función de antiséptico externo, sino que es usado para muchas otras cosas.

Aunque es segura su aplicación en niños y adultos, el alcohol isopropílico tiene una serie de efectos sobre la piel que deben ser conocidos y manejados con prudencia para evitar complicaciones.

En casos de acné

Cuando se usa después de que la piel ha sido lavada, el alcohol isopropílico puede ayudar a remover el exceso de aceites atrapados en la dermis.

Por esta razón es muy usado como complemento de limpieza por quienes sufren acné. Sin embargo, al mismo tiempo le quita a la piel la humedad que necesita, por lo que es necesario utilizar después un producto humectante que equilibre los niveles en la piel de agua, aunque no de aceites, en la piel.

Además, el uso continuo del alcohol como complemento de limpieza del exceso de grasa o aceites de la piel en el acné no es recomendable, pues puede generar una dermatitis por contacto que agravará la situación.

La dermatitis por contacto es el resultado de la continua exposición a un elemento irritante sobre la piel y sus síntomas incluyen picazón, enrojecimiento, ampollas y ronchas.

Como antiséptico

El alcohol isopropílico es el antiséptico por excelencia para limpiar y desinfectar pequeñas áreas del cuerpo.

Por ejemplo, con frecuencia se utiliza para limpiar de bacterias y elementos contaminantes la superficie de una herida, o para desinfectar el área que será intervenida en una sesión de tatuaje o una perforación.

Sin embargo, no debe usarse para limpiar una herida abierta profunda o limpiar la abertura alrededor de una perforación en la piel después de que esta se ha realizado, pues puede dañar las células responsables de la adecuada cicatrización de la misma.

Para reducir el dolor de la artritis

El alcohol isopropílico es usado desde hace muchos años como un terapia casera que ayuda a reducir los síntomas de la arrtitris, que es una condición médica en la que las articulaciones se inflaman, produciendo síntomas como dolor de articulaciones, dolor muscular y piel seca.

Para esto se aplica a la piel con un paño o se diluye con agua y se utiliza para empapar los pies.

Otros tratamientos caseros para los dolores de la artritis consisten en espolvorear pimienta de cayena en la tela o mezclarla en un recipiente con alcohol isopropílico.

Al aplicarla en la piel, provoca la liberación de endorfinas, hormonas segregadas por la hipófisis y el hipotálamo y tienen efectos similares a la morfina, utilizada como un medicamento analgésico.

Como agente refrescante de la piel

El alcohol isopropílico tiene un efecto refrescante sobre la piel, pues una vez aplicado se evapora enseguida absorbiendo el calor de la superficie corporal y bajando su temperatura.

Por tal razón es muy usada para aliviar el cansancio y la piel curtida o para enfriar y aliviar la piel de los pacientes postrados.

Frota el área con alcohol isopropílico con un paño humedecido en el líquido o salpica un puñado de alcohol isopropílico en la piel para un alivio inmediato.

Tema de interés: Alcohol etílico vs alcohol isopropílico para desinfeción

Algunos atletas suelen usarlo también para estimular la circulación de su piel y bajar la temperatura tras una sesión de entrenamiento o actividad vigorosa, frotando alcohol con movimientos descendentes sobre el cuerpo.

Peligro de envenenamiento en niños con fiebre

Entre los riesgos de abusar del uso del alcohol isopropílico sobre la piel se encuentra la posibilidad de generar un envenenamiento o intoxicación si se aplica en niños con fiebre.

El alcohol puede entrar en el torrente sanguíneo y causar que el niño sufra intoxicación por alcohol.

Es seguro usar alcohol isopropílico en áreas muy pequeñas del cuerpo, sin embargo, no debe ser usado cuando un niño tiene fiebre y menos aplicarlo a amplias áreas del pecho, cuello y espalda.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.