Cómo hacer lociones a base de flores en casa

Escrito por Jackie Lohrey | Traducido por Alejandra Prego
Las rosas son un ingredientes común en las lociones caseras.
Roses image by Andy Merrett from Fotolia.com

Sin importar tu tipo de piel, hay una receta de lociones hechas en casa y una flor adecuada para ti. Hacer lociones caseras a partir de flores como las rosas, la lavanda y las violetas, puede limpiar, humectar, suavizar y proteger la piel con el beneficio añadido de que son naturalmente aromáticas. La mayoría de las lociones caseras usan ingredientes que probablemente ya tienes en tu casa y flores que puedes recoger de tu jardín.

Agua de rosas

Coloca la suficiente cantidad de pétalos de rosa en un frasco de conservas para llenarlo hasta los 3/4.

Agrega el vodka y la suficiente cantidad de agua para llenar el jarro por completo. Revuelve bien.

Cubre el frasco y déjalo a un lado para que fermente durante una o dos semanas.

Vierte la mezcla a través de un colador, desecha los pétalos de rosa y almacena el agua de rosas en un frasco de conservas con tapa.

Loción corporal de rosas y almendras

Combina el aceite dulce de almendras y la cera de abeja en un tazón de vidrio. Coloca el tazón en el microondas y luego calienta y revuelve en intervalos de 30 segundos hasta que la cera de abejas se derrita. Quita el tazón del microondas.

Agrega el agua de rosas, revolviendo constantemente y luego deja la mezcla a un lado hasta que se enfríe completamente.

Agrega el aceite de vitamina E y revuelve para combinar.

Coloca la loción en un recipiente de vidrio o de plástico con tapa.

Loción corporal de lavanda

Coloca un puñado de flores de lavanda en agua hirviendo y déjalas en reposo por una hora.

Vierte la mezcla a través de un colador, desecha las flores de lavanda y deja el agua de lavanda a un lado, en un tazón de vidrio.

Calienta el aceite de oliva durante 5 o 10 segundos en el microondas, hasta que esté tibio.

Combina el bórax con el agua de rosas y luego revuelve hasta que el bórax se disuelva. Agrega el aceite de oliva tibio y revuelve hasta que las burbujas de aceite desaparezcan y la mezcla se emulsione.

Agrega el agua de lavanda, revuelve y coloca la loción en un recipiente de plástico o de vidrio con tapa.

Loción de violetas

Combina las hojas de violeta, las flores y el aceite de almendras dulces en una olla de acero inoxidable. Coloca la olla en una hornilla con un ajuste muy bajo, cubre y deja cocer a fuego lento durante 6 horas. Quita las hojas y las flores de la olla y deséchalas.

Coloca la cera de abejas en un tazón de vidrio y caliéntala en el microondas hasta que se derrita y luego agrega la cera de abejas derretida en el aceite.

Revuelve hasta que la mezcla quede cremosa y luego coloca la loción en un recipiente de vidrio o de plástico con tapa. Tal vez necesites agregar un poco más de aceite, si la mezcla queda demasiado dura.

Consejo

Debido a que las lociones caseras no contienen conservantes, su vida útil es más corta que las lociones comerciales. Es un mejor idea mezclar un nuevo lote cada semana y que duplicar una receta de lociones casera.