¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

Lista de gotas para los oídos pediátricas

Escrito por Luis Malavé | Fecha actualizada May 15, 2018

Las gotas pediátricas para los oídos se utilizan en dos de las enfermedades más comunes en pediatría, la otitis media y la otitis externa.

La otitis media es una inflamación o infección del oído interno detrás del tímpano, mientras que la otitis externa es la inflamación o infección del canal auditivo entre la entrada del conducto y el tímpano.

Lee también: ¿Cuáles son los tratamientos para la picazón en los oídos?

Hay varios tipos de gotas pediátricas para los oídos, comerciales y no comerciales, usadas para tratar síntomas o enfermedades específicas de estos tipos de otitis, las cuales vamos a describir en este artículo

Gotas Cerumenolíticas

Las gotas cerumenolíticas son medicamentos que disuelven o suavizan la cera del oído o cerumen, para disolver cualquier obstrucción que este haya formado dentro del mismo.

Para esto, posee dos ingredientes activos como son peróxido de carbamida y el oleato de trietanolamina polipéptido.

Estas gotas están generalmente disponibles sin receta médica.

Gotas anestésicas locales

Las gotas pediátricas para los oídos con componentes anestésicos locales están diseñadas para reducir el dolor en el oído debido a la otitis media u otitis externa.

La mayoría de estas gotas se basan en los anestésicos benzocaína y pramoxina y generalmente están disponibles solo con receta médica.

Gotas para los oídos con esteroides

Las gotas para los oídos con esteroides, se recetan cuando hay que inflamación de la piel del canal auditivo por infecciones.

Los ingredientes activos comunes son la hidrocortisona y la dexametasona, así como la fluocinolona acetónido.

Igualmente, solo están disponibles solo con receta médica.

Gotas para los oídos que combaten infecciones

Estas gotas pediátricas para los oídos poseen elementos antibióticos para combatir infecciones tanto en casos de otitis externa como otitis media.

Entre estos antibióticos se encuentran la neomicina, polimixina B, ciprofloxacina, ofloxacina, gentamicina; gramicidina; nistatina y la framicetina.

En general requieren receta médica para su aplicación.

Hay algunos tipos de gotas de oídos pediátricos que no incluyen antibióticos sino otros elementos que actúan con efectividad sobre los gérmenes y bacterias causantes de infecciones auditivas.

Entre estos, destaca el cloroxilenol y el ácido acético, que es un componente presente en el vinagre.

Otitis externas, gotas para los nadadores

Son gotas pediátricas de uso preventivo, es decir, su función es prevenir la otitis externa en niños que practican natación u otros deportes acuáticos, condición denominada popularmente como oído del nadador.

Actúan eliminando la humedad en el oído y reducienndo el pH de su piel interna para que los hongos y bacterias del agua no crezcan adentro.

Hay gotas a base de ácido acético y otras basadas en alcohol isopropílico como componente activo.

Este tipo de gotas no requieren receta para su venta y uso pediátrico.

Gotas con componentes combinados

Las gotas combinadas tienen más de un ingrediente activo y están diseñadas para tratar los múltiples aspectos de la otitis media u otitis externa.

Actúan tanto en la reducción de la inflamación como en el combate a la infección presente así como también para reducir o eliminar el dolor asociado con otitis media.

Unas pocas marcas se basan en antipirina y benzocaína, mientras que otras son una combinación de antibióticos y esteroides.

Estas últimas pueden estar conformadas por la combinación de cloroxilenol, hidrocortisona y pramoxina.

Otras se basan en la mezcla de cloroxilenol y pramoxine. Ciertas marcas se basan en la mezcla de hidrocortisona, neomicina y polimixina B.

Finalmente, entre las gotas óticas pediátricas combinadas se encuentran las basadas en ciprofloxacina y dexametosona.

Todas estas gotas requieren receta médica sin excepción.

Gotas caseras

Las gotas caseras son preparados hechos en el hogar con materiales simples similares a los usados en algunas marcas comerciales.

Generalmente se usan mucho como alternativa a las gotas comerciales para el oído de nadador, u otitis externa pues también eliminan la humedad del canal auditivo, reducen la acidez o Ph del mismo y evitan el crecimiento de bacterias u hongos.

Hay tres fórmulas muy comunes usados para estas gotas caseras. La primera consiste en partes iguales de vinagre blanco y alcohol isopropílico.

Artículo relacionado: Cómo curar de forma natural un oído tapado

La segunda se elabora con partes iguales de vinagre blanco y vodka, que posee alta concentración de etanol.

La última fórmula se basa solo en el uso de etanol diluido. En todo caso siempre debes estar alerta a cualquier reacción negativa y acudir a un médico de inmediato.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.