¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

Lista de barbitúricos

Escrito por Matias Cohen | Fecha actualizada August 18, 2018

Los barbitúricos son considerados la oveja negra de las drogas depresoras del sistema nervioso central. Se trata de una clase de fármacos que históricamente se utilizaron como sedantes y anestésicos.

Sin embargo, en la actualidad su uso se ha reducido para los tratamientos de ansiedad o trastornos del sueño, debido a que su administración está ligada a un alto riesgo de sobredosis, por lo que su uso se suele restringir en procedimientos quirúrgicos y para el tratamiento de trastornos convulsivos.

Su lugar de privilegio como drogas depresoras de elección fue desbancado por las benzodiazepinas. No obstante, aún tienen espacio en el mercado farmacéutico y algunos médicos prefieren este tipo de drogas sobre otras para tratar trastornos de ansiedad, ataques de pánico o problemas de sueño. Eso sí, su administración requiere de un metódico control y monitoreo por parte del médico prescriptor.

Los barbitúricos, como su nombre lo indican, derivan del ácido barbitúrico. Este tipo de ácido se obtiene a través de la condensación del ácido malónico y la urea, el cual fue descubierto en el año 1864 por el entonces joven científico Adolph Von Baeyer en Gante, Bélgica. ¿De dónde sale el nombre de "barbitúrico"? La fecha del descubrimiento del ácido barbitúrico se dio el mismo día de la celebración de Santa Bárbara, patrona de la Artillería de la región.

Te puede interesar: Tipos de drogas psicoactivas

Tipos de barbitúricos

  • Amobarbital: este barbitúrico tiene la fama de ser el "suero de la verdad". Se trata del conocido pentotal sódico, y su efecto desacelera el sistema nervioso central, por lo que se vuelve difícil la capacidad de la persona de concentrarse. 
  • Butalbital: gracias a su efecto de acción corta, se lo utiliza en ocasiones para tratar migrañas, en combinación con otros analgésico no esteroideos, como el paracetamol o la aspirina. Su uso originario era como sedante.
  • Pentobarbital: su uso en humanos es prácticamente nulo en la actualidad. Se utilizaba para el tratamiento de ataques y convulsiones, especialmente en la epilepsia. Hoy, es usado como anestésico en animales.
  • Secobarbital: En los Estados Unidos tiene fama de ser la droga más utilizada para los suicidios asistidos (eutanasia). Se lo utilizó mucho tiempo como tratamiento para los trastornos del sueño.
  • Fenobarbital: se lo puede indicar para controlar las convulsiones. También se lo puede indicar para los tratamientos de ansiedad, aunque con poca frecuencia. Otro de sus usos es para prevenir los síntomas de abstinencia en las personas adictas a otros barbitúricos.

Los barbitúricos son sustancias liposolubles de rápida disolución en la grasa del organismo. Su carácter de sustancia psicoactiva hace que viajen por el torrente sanguíneo hasta las zonas encefálicas, depositándose en áreas sensibles del cerebro.

Te puede interesar: Efecto del abuso de las drogas sobre los amigos

Sobredosis de barbitúricos

Uno de los mayores riesgos de la administración de barbitúricos es la sobredosis y los riesgos a la salud que esto ocasiona. Se denomina sobredosis a la ingesta de este medicamento en dosis más altas de las indicadas por el médico o el uso de estas drogas cuando no están prescritas.

Su discontinuación de uso y reemplazo por los benzodiazepínicos se debe a que los barbitúricos son altamente adictivos. Su uso continuo genera una intoxicación que se traduce en dependencia física, en tanto que su suspensión desarrolla el conocido síndrome de abstinencia, con graves consecuencias, como la muerte.

Por lo general, la sobredosis de barbitúricos incluye su mezcla con otras drogas o alcohol, lo que potencia sus efectos adversos y genera una sedación de áreas sensibles del cerebro. Al combinarlos con otros depresores del sistema nervioso central los efectos se multiplican y potencian entre sí, lo que aumenta peligrosamente el riesgo de muerte por detención de las funciones vitales.

El abuso de barbitúricos puede desarrollar síntomas similares a estar borracho, como somnolencia o sensación de desinhibición cuando se trata de dosis bajas, o falta de equilibrio, confusión y hablar arrastrando las palabras en dosis más altas.

Una persona adicta tiende a abusar de este medicamento hasta llegar a una intoxicación total. Esto deriva en un comportamiento agresivo, confusión y deterioro emocional y social.

El consumo prolongado y una dependencia extendida en el tiempo suele llevar a ausentismo o inclumplimiento en tareas laborales y de estudio, así como problemas familiares.

Para llegar al diagnóstico de adicción a barbitúricos se puede realizar un análisis psiquiátrico, acompañado de un análisis de orina para conocer los tipos de barbitúricos consumidos.

¿Se puede tratar el abuso de barbitúricos?

Por supuesto, como toda adicción tiene cura, pero conlleva un constante y largo camino hacia una desintoxicación completa.

Como primer paso, se propondrá un programa de desintoxicación, que se basa en el uso de medicamentos y tratamiento para aliviar los síntomas de abstinencia. Comúnmente estos tratamientos se realizan en internación hospitalaria. Además, para evitar estos síntomas, los barbitúricos se deben retirar progresivamente y no de manera brusca, ya que pueden ocasionar la muerte del paciente.

En una segunda etapa, se podrá recomendar terapia cognitivo conductual, que trabajará sobre el enfoque de la enfermedad, manejo de la ansiedad y control del estrés.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.