¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

Linfoma: síntomas, tipos y tratamientos

Escrito por Aron Mejias | Fecha actualizada March 12, 2018

El cáncer es el crecimiento desorganizado de células en cualquier tejido, o parte del cuerpo, las cuales comienzan a dividirse (multiplicarse en número o reproducirse) de manera muy acelerada, por lo que invaden otros tejidos diferentes al suyo. Gracias a la gran cantidad de técnicas desarrolladas para observar y estudiar los elementos que componen la sangre, es posible realizar la diferenciación de qué tipo de células, y en qué parte del organismo, está creciendo de manera desorganizada y ocasionando el cáncer. El cáncer puede originarse en casi cualquier parte del cuerpo y de acuerdo al grupo celular y al órgano en el que comienza, recibe su nombre, como en el caso de los linfomas.

¿Que es un linfoma?

Un linfoma es el crecimiento desorganizado y anormal maligno, de los glóbulos blancos o las células sanguíneas encargadas de la defensa y del sistema inmunológico del cuerpo humano llamadas linfocitos T y linfocitos B. El nombre de linfoma es otorgado, por dos razones la principal es que las células involucradas pertenecen a la familia de células de los linfocitos y la segunda debido a que este crecimiento anormal, es realizado en un órgano del sistema linfático, los cuales pueden ser ganglios linfático, el bazo, una glándula localizada detrás del esternón llamada Timo, o los huesos (el sistema linfático es un sistema de vasos que permiten circular la linfa y otros líquidos corporales por el organismo, de manera parecida al sistema circulatorio).

¿Qué tipos de linfomas existen?

Existen diferencias en cuanto al origen, localización, capacidad de invadir otros tejidos de estos linfomas o Canceres, las cuales permiten que se puedan catalogar varios grupos de linfomas, sin embargo la división más rápida que se establece ante cualquier linfoma, es si este forma parte de un grupo A denominado Linfoma o enfermedad de Hodgkin o por el contrario forma parte del grupo B o de los linfomas no-Hodgkin. Por supuesto cada grupo está compuesto de varias subclasificaciones.

¿Que es un linfoma Hodgkin?

El linfoma Hodgkin es un cáncer de las células blancas con una gran capacidad de ser totalmente removido del organismo, por consiguiente los pacientes con este linfoma Hodgkin tiene una buena esperanza de sobrevida.

El linfoma Hodgkin puede originarse en cualquier tejido linfoide, por ende en cualquier parte del cuerpo ya que tenemos ganglios linfáticos en todo nuestro organismo. Las células del linfoma Hodgkin se originan de linfocitos B en el 99% de los casos y solo el 1% es originado en linfocitos T. estas células blancas o linfocitos B tienen unos marcadores específicos lo cual facilita su identificación.

Signos y síntomas del linfoma de Hodgkin

Los signos y síntomas del linfoma Hodgkin pueden variar en frecuencia e intensidad dependiendo del subtipo de este, y del paciente en el cual se presenta, así como dependerá del tiempo que el linfoma lleva creciendo o desarrollándose dentro del organismo. En un porcentaje de casos el paciente puede estar asintomático y el diagnóstico es realizado por alteraciones en un examen de sangre de rutina, o por el hallazgo de un ganglio linfático aumentado de tamaño durante el chequeo médico anual.

Aumento de tamaño de uno o un grupo de ganglios linfáticos

Fiebre por más de 5 días sin causa aparente, o sin la presencia de una infección

Sudores nocturnos, el paciente moja la cama o presenta sudoración profusa durante la noche

Pérdida notoria de peso, el paciente pierde peso a pesar de no haber realizado modificaciones en la dieta o en la actividad física

Tos

Sensación de ahogo, y falta de aire, el paciente se queda sin aliento o le falta aire al caminar o incluso en reposo, de manera similar a cuando una persona corre 200 metros a toda velocidad

Picazón y ardor (denominado prurito) en varias partes del cuerpo

Dolor intenso, en la parte del cuerpo en donde este linfoma Hodgkin está creciendo

Dolor en la espada y en los huesos

Ganglios linfáticos palpables, incluso se pueden apreciar cadenas de estos que forman una estructura similar a las de una cadena de perlas o cuentas.

Aumento de tamaño del bazo (órgano del cuerpo localizado en la parte izquierda, por encima del riñón

Aumento de tamaño del hígado

Signos de ahogo o insuficiencia cardiaca, causada por compresión de los vasos sanguíneos

Alteraciones de la conducta o del sistema nervioso central, tales como marcha irregular o caminar balanceándose.

¿Cómo se diagnostica el linfoma de Hodgkin?

El diagnóstico de linfoma de Hodgkin es establecido, luego de analizar una muestra (biopsia) de los ganglios linfáticos aumentados de tamaño, estos al ser observados bajo el microscopio, permiten que se identifiquen los linfocitos y unas células anormales, que solo se observan en este tipo de linfomas Hodgkin denominadas células de Reed-Sternberg. Además de la identificación celular, es necesario saber qué órganos están comprometidos y como se encuentran los otros grupos celulares de la sangre, para ello se realiza

Hematología completa, un estudio de la sangre y sus componentes

Pruebas serológicas, para la medición de los niveles de Fosfatasa alcalina, velocidad de sedimentación de los glóbulos rojos, Niveles de citoquinas (sustancias secretadas por los glóbulos blancos)

Radiografía simple de tórax, para observar masas o crecimientos anormales

Tomografía y resonancia magnética, estos estudios permiten revisar la forma y estructura de los órganos y tejidos internos del cuerpo, en busca de focos o áreas en las cuales el linfoma se haya podido extender.

Tratamiento del linfoma Hodgkin

Radioterapia, la cual consiste en someter al paciente a una radiación, en la cual el paciente se acuesta en una camilla, y un equipo emisor de radiaciones es activado

Quimioterapia, la cual consiste en la administración de medicamentos que destruirán las células malignas

Trasplante de médula ósea o células madre. Consiste en la extracción de células madre de la médula ósea del donante, las cuales pueden diferenciarse en gran cantidad de grupos celulares e inyectar en el paciente enfermo.

¿Que es un linfoma no-Hodgkin o linfoma no hodgkiniano?

Con el término de linfoma no Hodgkin, se engloba a más de 60 subclases de linfomas, estos linfomas son crecimientos celulares de los glóbulos blancos en cualquier ganglio parte del tejido linfoide de manera desorganizada, rápida, y maligna, o con gran invasión de los tejidos circundantes. Los linfomas no Hodgkin son más agresivos y representan el 85% casos diagnosticados de linfoma a nivel mundial.

Síntomas de linfoma no Hodgkin o linfoma no Hodgkiniano

El signo más característico y presente en la mayoría de pacientes diagnosticados con linfoma no Hodgkin es la presencia de una masa, redondeada, indolora, de consistencia similar al caucho o goma de mascar en alguna de estas partes, el cuello, las axilas, o la región inguinal (entre las piernas y los genitales externos) estas masas son ganglios linfáticos aumentados de tamaño a causa de la proliferación de las células malignas.

Fiebres intermitentes, que se presentan y desaparecen frecuentemente con duración de más de 14 días.

Pérdida de peso en más del 10% de forma inexplicable, sin razón aparente.

Sudoración profusa nocturna. Similar que en el linfoma Hodgkin, el paciente moja la cama y se moja el de sudor.

Dolores de cabeza, Incapacidad de concentrarse, pérdida de la memoria, incapacidad de mover una parte del cuerpo

Fatiga y sensación de ahogo por falta de aire.

Picazón y ardor intenso (prurito) alrededor del cuerpo y los otros síntomas observados en el linfoma de Hodgkin.

Tratamiento del linfoma no Hodgkin

Las opciones de tratamiento del linfoma no Hodgkin, dependen de varios factores tales como la edad del paciente, el tipo celular que lo origina, el lugar en el que se encuentra, si existe o no invasión de otros tejidos cercanos o lejanos al foco de origen. Las modalidades de tratamiento son similares a las ofrecidas para el linfoma. Sin embargo gran cantidad de nuevos agentes derivados de la recombinación molecular de anticuerpos están ahora disponibles, los cuales se denominan anticuerpos monoclonales empleados en quimioterapia han dado excelentes resultados. También se emplea la remoción quirúrgica de los tumores o lesiones cancerosas.

¿Cuál es la diferencia entre linfoma Hodgkin y linfoma no Hodgkin?

La diferencia principal está dada por la presencia de las células de Reed-Sternberg en los linfomas Hodgkin, y la ausencia de estos en los no Hodgkin.

Los linfomas no-Hodgkin tienden a ser más agresivos e invaden otros tejidos con mayor frecuencia.

Los linfomas Hodgkin presentan una tasa de curación mayor y mejor pronóstico.

Los linfomas Hodgkin se presentan mayoritariamente en menores de 20 años.

Los linfomas no-Hodgkin se presenta mayoritariamente en personas mayores de 60 años.

¿Cómo se evalúa el éxito o fracaso del tratamiento de los linfomas?

El éxito o eficacia de los diversos tratamientos anticancerosos, son evaluados mediante:

La valoración de la cantidad de sitios activos con alteraciones celulares, o áreas con crecimiento celular desorganizados, que presentan división celular activa, o crecimiento.

Disminución del tamaño de los tumores.

Disminución en la cantidad de células malignas detectadas.

Desaparición o disminución de las enfermedades asociadas o síntomas asociados al linfoma, se les llama síntomas paraneoplásicos.

Normalización de los valores en sangre de diversos marcadores tumorales, y de sustancias o proteínas específicas

normalización de las células sanguíneas.

Pronostico de los linfomas

Luego de que se logra la disminución a niveles no detectables, se conoce como remisión del cáncer, y se mide el tiempo en años de supervivencia, sin signos ni síntomas de linfoma. Gracias a los avances farmacológicos, y a la identificación temprana el 70% de todos los pacientes diagnosticados con linfoma sobreviven 5 años y esta cifra ya se está rebasando los 10 años con el empleo de las nuevas opciones terapéuticas.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.