Cómo limpiar un protector atlético para genitales

Escrito por S.R. Becker | Traducido por pei pei
Mantener tu protector atlético limpio te ayuda a prevenir infecciones.
Chad Baker/Jason Reed/Ryan McVay/Photodisc/Getty Images

Lo protectores atléticos tipo copa son insertos de plástico duro que se colocan dentro de la bolsa de un suspensorio, para proteger el pene y los testículos del impacto durante la práctica deportiva. Después de un entrenamiento vigoroso, debes limpiar tu protector atlético para evitar la acumulación de bacterias y hongos que puedan generar infecciones. Los hongos conocidos como dermatofitos, los cuales viven en la piel y en los tejidos muertos del cabello, pueden provocar tiña inguinal si se les permite acumularse en el interior un protector atlético. Lava el tuyo para mantener tu cuerpo limpio y libre de picazón.

Limpieza a mano

Llena un fregadero con suficiente agua caliente como para cubrir el protector atlético tipo copa.

Agrega suficiente detergente o jabón antibacterial para hacer espuma.

Coloca el protector dentro del agua caliente y déjalo en remojo hasta que el agua se enfríe.

Frota la superficie del protector con una esponja o con un paño de cocina limpio y finalmente enjuaga con agua corriente.

Deja que el protector se seque al aire.

Advertencias

Si tu protector atlético está agrietado debido a los golpes o el uso constante, reemplázalo en lugar de lavarlo. Nunca laves un protector atlético en la lavadora o el lavavajillas.