Cómo limpiar las frutas y verduras con vinagre

Escrito por Willow Sidhe | Traducido por María Florencia Lavorato
fresh fruit image by Lisa Eastman from Fotolia.com

La University of Michigan Extension recomienda lavar los productos frescos bajo agua corriente limpia antes de consumirlos, pero añadir vinagre a la mezcla puede ayudarte a eliminar aún más bacterias. Un estudio publicado en 2003 en el "Journal of Food Protection" encontró que lavar las manzanas con una solución de vinagre y agua reduce la salmonela en la piel exterior de manera mucho más significativa que hacerlo con agua sola. Jack Bishop, editor de "Cook's Illustrated", llevó a cabo un experimento similar, y se encontró que el vinagre mató aproximadamente el 98 por ciento de las bacterias en la superficie de las frutas y verduras frescas.

Para frutas y vegetales de cáscara lisa

Vierte el vinagre blanco destilado en una botella rociadora y agrega 3 tazas de agua. Asegura la tapa en el frasco y agita bien para mezclar los ingredientes.

Rocía las verduras y frutas de cáscara lisa, tales como: manzanas y tomates, con la suficiente cantidad de la solución de vinagre para cubrir toda la superficie, aproximadamente unos cinco o seis chorros. Frota suavemente con la mano para asegurarte de que la cáscara quede completamente recubierta.

Enjuaga la fruta o verdura con agua fría, para eliminar el sabor residual al vinagre. Frota con las manos para ayudar a eliminar todo resto de vinagre, sacude el exceso de agua y seca con una toalla limpia antes de rebanar.

Para verduras de hoja e irregulares

Vierte el vinagre en un tazón o cuenco grande, y añade 3 tazas de agua. Agita suavemente con una cuchara grande o cuchara para mezclar los líquidos a fondo.

Separa las hojas de las verduras de hoja, tales como: lechuga, espinaca y hojas de nabo (turnip greens), y sumérgelas en la solución de vinagre. Retíralas de la taza, enjuaga con agua fría, sacude el exceso, y seca antes de servir.

Coloca las verduras irregulares que tienen muchas grietas: como la coliflor y el brócoli en el cuenco de vinagre y agua. Deja estos vegetales en remojo durante al menos dos minutos antes de enjuagarlos bajo agua corriente fría. Sacude el exceso de agua y seca antes de cortar o servir.

Consejo

Si el rociador no es lo suficientemente grande como para contener 4 tazas de líquido, o si necesitas una mayor cantidad de la mezcla para limpiar las verduras grandes, utiliza 1 parte de vinagre por cada 3 partes de agua para hacer la solución de limpieza.

Incluso para las frutas y verduras sin piel, tales como: calabaza y melones, el proceso es beneficioso. La University of Michigan señala que las bacterias en la piel exterior pueden ser transferidas a la carne interior al cortar.

Advertencias

No laves el producto hasta justo antes de que esté listo para preparar y servir. Si lavas las frutas y verduras antes de guardarlas, se echan a perder mucho más rápido.