Cómo limpiar cuñas forjadas Titleist

Escrito por Darin McGilvra | Traducido por Nieves Fragola
Es necesario limpiar las cuñas forjadas Titleist después de un largo día en el campo de golf.
Thinkstock/Comstock/Getty Images

Después de pasar varias horas en el campo de golf, puede que no te sientas motivado para limpiar tus cuñas forjadas Titleist antes de guardarlas. Pero dejar que se acumulen suciedad y residuos en las cabezas de los palos de golf solo aumentará el desgaste de éstas. Si te tomas un poco de tiempo extra para limpiarlas evitarás tener que reemplazarlas antes de lo esperado. Si tienes cuñas forjadas Titleist sin acabado cromado, probablemente también tengas que limpiar la herrumbre en éstas.

Humedece el paño en un tazón de agua con un chorrito de jabón líquido suave mezclado en éste.

Limpia la cabeza de la cuña Titleist forjada con el paño húmedo.

Frota las ranuras de la cuña con un cepillo de dientes. Si la cuña está oxidada, usa la lana de acero para limpiar cualquier mancha de óxido.

Limpia cualquier residuo restante con un paño húmedo.

Seca bien la cabeza y las ranuras de la cuña con la toalla

Coloca las cuñas en un área limpia para que puedan secarse completamente al aire antes de ponerlas de nuevo en tu bolsa de golf.

Consejo

Puedes remojar la cabeza de las cuñas forjadas Titleist forjado en agua hasta la férula para aflojar cualquier suciedad. Simplemente no humedezcas el eje.