¿Cómo hacer limpiadores faciales caseros?

Escrito por Marilyn Rowe Horton | Traducido por Sofia Loffreda
Los limpiadores a base de avena son para las pieles normales, secas o grasas.
Photodisc/Photodisc/Getty Images

La avena es ideal para algo más que el desayuno, las galletas y el pastel de carne espeso. También es un limpiador facial nutritivo. Ésta actúa como base para limpiadores faciales naturales que puedes hacer con ingredientes que probablemente tienes en el armario de tu cocina, para tu piel, sin importar si es normal, grasa o seca.

Limpiador de avena para piel normal

Vierte 2 cucharadas de avena molida finamente y 1 cucharadita de agua en el recipiente.

Mezcla bien los ingredientes con una cuchara hasta que se haya formado una pasta espesa.

Extiende la mezcla de avena y agua en la cara con los dedos, evitando los ojos.

Limpiador de avena para piel grasa

Combina 2 cucharadas de avena, una cucharadita de bicarbonato de sodio y 2 cucharaditas de vinagre de manzana en un tazón.

Mezcla bien hasta que el bicarbonato de sodio se haya disuelto completamente en la mezcla y los tres ingredientes hayan formado una pasta espesa.

Extiende la mezcla en la cara con los dedos, evitando los ojos.

Limpiador de avena para piel seca

Vierte 2 cucharadas de avena en un recipiente pequeño con 1 cucharadita de leche.

Mezcla los dos ingredientes hasta formar una pasta cremosa.

Extiende la pasta sobre todo el rostro, evitando el área de los ojos.

Consejo

Cuando apliques cualquiera de estos tres productos de limpieza en tu cara, hazlo sobre un fregadero o lavabo, ya que se pueden caer trozos del limpiador de avena de tu rostro.

Advertencias

Si tu piel es sensible, aplica el limpiador que elija en la cara ligeramente, con cuidado de no frotar la mezcla en la piel, ya que puede causar irritación.