Cómo hacer un limpiador facial usando jugo

Escrito por Jaimie Zinski | Traducido por Ana María Guevara
Digital Vision/Digital Vision/Getty Images

Muchos hombres y mujeres frustradas gastan cientos de dólares en limpiadores faciales especializados para tratar una variedad de problemas. Mantén tu billetera llena y crea más bien tu propio limpiador seguro y poco costoso usando una combinación de jugo de frutas y otros ingredientes naturales. Sin importar si tienes la piel grasosa, sensible o seca, existe un limpiador facial casero con jugos adecuado para ti.

Limpiador cítrico para la piel grasosa o con tendencia al acné

Mezcla 1/2 taza de yogur simple y 1 cucharada de avena sin cocinar en un tazón grande. Revuelve los ingredientes hasta que estén bien mezclados.

Añade 1 cucharada de jugo de limón a la mezcla de yogur. Añade una o dos gotas de tu aceite esencial o aromático favorito, si lo deseas. Vierte la mezcla en un tarro con una tapa ajustada.

Humedece tu cara antes de usar el limpiador casero usando movimientos circulares. Enjuaga el limpiador con agua tibia. Seca tu piel dando toques con un trapo suave y aplica una crema hidratante formulada para la piel grasosa o con tendencia al acné. Almacena la mezcla restante en la nevera hasta por una semana y úsala dos veces al día o como sea necesario.

Limpiador de jugo de pepino para la piel sensible

Muele una taza de avena en un procesador de alimentos o en una licuadora. Vierte la avena, 1/2 taza de leche descremada y 1/2 taza de bicarbonato de soda en un tazón mediano.

Añade 1 cucharada de jugo de pepino al tazón. Revuelve los ingredientes hasta que estén bien mezclados.

Humedece tu cara con agua tibia y aplica la mezcla de pepino y avena en tu piel. Deja que la mezcla repose por cinco minutos antes de limpiarla suavemente con un trapo húmedo. Aplica una fina capa de una crema hidratante formulada para piel sensible.

Refrigera la mezcla restante en un tarro limpio con una tapa ajustada hasta por una semana. Usa la mezcla dos veces al día, o como lo necesites, para limpiar tu cara o retirar tu maquillaje.

Limpiador de jugo de tomate para piel seca

Mezcla 1/4 de taza de jugo de tomate, 2 cucharaditas de miel y 1 taza de bicarbonato de soda en un tazón mediano. Revuelve los ingredientes hasta que estén bien mezclados.

Añade 1/2 taza de yogur sencillo al tazón y revuelve. Humedece tu cara con agua tibia y aplica el producto en tu piel, prestando atención a evitar que llegue a tus ojos.

Enjuaga el limpiador de tomate con agua tibia. Seca tu cara dando toques con un trapo suave antes de aplicar una fina capa de una crema hidratante formulada para piel seca. Vierte el limpiador restante en un tarro limpio con una tapa ajustada y refrigera hasta por una semana.

Consejo

El jugo de pepino está disponible en las tiendas de alimentos saludables.