Cómo librarse de la grasa del omento

Escrito por Joshua McCarron | Traducido por José Antonio Palafox
La grasa visceral almacenada en el omento provoca el abultamiento del estómago.
Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images

El omento (también llamado epiplón) es un colgajo de tejido parecido a un delantal que se encuentra debajo de los músculos abdominales y cubre los intestinos, dice la Harvard Medical School. La grasa que se acumula en el omento se conoce como grasa visceral, y es comparada con la grasa subcutánea que se forma alrededor de las caderas y los muslos. La grasa visceral representa sólo el 10% de la cantidad total de grasa de tu cuerpo, pero es muy peligrosa, ya que produce proteínas que contribuyen a la inflamación, la constricción de los vasos sanguíneos, la presión arterial elevada y la resistencia a la insulina. Diversos cambios en tu estilo de vida pueden ayudar a deshacerte de la grasa del omento.

Asigna 30 minutos casi todos los días de la semana para realizar actividad física de intensidad media. Caminar a velocidad acelerada, trotar ligeramente o andar en bicicleta son buenas opciones.

Modifica tu dieta para incluir más vegetales, frutas y granos enteros. Evita los alimentos que estimulan la acumulación de grasa alrededor de la cintura, como las grasas trans y los alimentos endulzados con fructosa, dice la Harvard Medical School.

Desarrolla un método para hacer frente a las tensiones de la vida para controlar tus niveles de cortisol. El cortisol es una hormona del estrés que contribuye a almacenar grasa alrededor de los órganos, dice la Yale University.

Deja de fumar si eres fumador. Fumar ayuda a crear más almacenamiento de grasa en el abdomen, sobre las caderas y los muslos. Pide a tu médico que te ayude a dejar de fumar.

Duerme unas ocho horas por noche. La falta de sueño aumenta los niveles de cortisol, lo que aumenta el almacenamiento de grasa en la región abdominal.