Lesiones en los nervios del cuello

Escrito por Contributor
Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

Las lesiones en los nervios del cuello son sumamente complejas, porque los nervios originados en la séptima vértebra cervical envían impulsos al cerebro. Los músculos del cuello que se contracturan debido a una lesión, comprimen los nervios que van al cerebro resultando en mareos y dolores de cabeza.

Los nervios del cuello inervan los músculos que se flexionan, y hacen inclinar o rotar la cabeza, elevan el esternón durante la respiración, realizan todas las funciones de la boca, abren y cierran la mandíbula y elevan el hueso hioides para tragar.

Nervios cervicales superiores

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

La espina cervical superior consiste de dos vértebras, el Atlas (C1) y el Axis (C2) en lo alto del cuello. Los nervios vitales en esta área controlan una gran variedad de funciones del cuerpo. Si el cerebro, cabeza y cara son afectados, resultan en dolores de cabeza, parálisis facial, problemas de senos, alergias, fatiga, ojos bizcos o mareos.

El nervio auricular más grande emerge detrás de los músculos del cuello, a unos milímetros del nervio accesorio espinal, y se extiende hacia la glándula parótida (salivar) y el oído externo, y se conecta con el nervio facial.

El plexo cervical y el nervio accesorio espinal salen de la base del cráneo debajo de los músculos del cuello entrelazados con los nodos linfáticos. El nervio accesorio espinal inerva el brazo y el hombro.

Nervios vagos

Keith Brofsky/Photodisc/Getty Images

Los dos nervios "vagos" de la espina cervical superior efectúan el sistema nervioso parasimpático y la función motora visceral de tu pecho, órganos, tragar y tus cuerdas vocales. Los nervios vagos afectan el corazón, pulmones, esófago, estómago, vesícula biliar y el intestino delgado. Los nervios cervicales inervan muchos de tus órganos vitales.

Nervios cervicales

Comstock Images/Comstock/Getty Images

Los nervios de la tercera a la séptima vértebra cervical afectan los hombros, brazos y manos. El dolor de cuello, brazos, entumecimiento, tortícolis y bursitis resultan de constricción o lesión de estos nervios. Estos nervios inervan la garganta, senos, nariz, glándula tiroide, nodos linfáticos y diafragma. Las señales de los nervios a los órganos, sistemas, músculos y articulaciones deben ser las correctas.

Reflejos

Photos.com/AbleStock.com/Getty Images

Un médico da golpecitos en algunos sitios con un martillo para evaluar el daño a los nervios. El reflejo del arco se origina en el músculo, viaja a la médula espinal, hasta el cerebro, y regresa al músculo. La corteza cerebral y la médula espinal deben interactuar correctamente para que el músculo se mueva cuando es golpeado por el martillo del médico.

Si el músculo se tensa, pero no reacciona, el médico sabe que la comunicación de la médula espinal hasta el cerebro se ha roto, pero la comunicación entre el receptor de los nervios y la médula espinal está intacto.

Cuidado quiropráctico

Keith Brofsky/Photodisc/Getty Images

El quiropráctico puede ajustar las vértebras cervicales que están fuera de alineación, libera la presión sobre los nervios cervicales para mejorar la función y reducir los síntomas. El ajuste quiropráctico obliga a las articulaciones más de lo que normalmente se mueven.

El quiropráctico utiliza la estimulación eléctrica transcutánea (TENS), que ofrece pequeños impulsos eléctricos a través de la piel a las fibras nerviosas, lo que estimula las contracciones en los músculos entumecidos y relaja los músculos que contraen los nervios. El quiropráctico aplica ultrasonido para estirar o relajar los músculos tensos y recomienda ejercicios para mejorar la función muscular y nerviosa.

Biorretroalimentación

Liquidlibrary/liquidlibrary/Getty Images

El electromiograma (EMG) utiliza electrodos como sensores para medir la tensión muscular. La terapia de biorretroalimentación hace consciente al paciente de la tensión muscular y enseña al paciente a controlar la tensión con su mente. La biorretroalimentación promueve la relajación pre-hipnótica de músculos que pizca u oprime los nervios cervicales.

Los sensores conectados a los dedos de las manos y los pies miden la temperatura de la piel, que es inferior bajo estrés. Los electrodos del electroencefalograma (EEG) hacen consciente al paciente de los estados mentales, la calma, la luz, y la relajación profunda para ayudar al paciente a controlar la tensión muscular.

Ejercicios de relajación

Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images

La técnica de relajación progresiva es sistemáticamente probar y relajar grupos de músculos para liberar presión en los nervios cervicales. Respiración profunda desde el diafragma, a diferencia de la respiración superficial, relaja los músculos del hombro que oprimen los nervios cervicales.

Escuchar una cinta de relajación con imágenes pre-hipnótica relaja el cuerpo y la mente. La relajación e imágenes pueden controlar los pensamientos molestos. El narrador de la cinta de las imágenes le dice al oyente poner a cada preocupación en una hoja y empieza a flotar.

Una cinta de relajación en un jardín, describiendo todas las flores en el jardín, utiliza imágenes pastorales cómodas para reducir la tensión muscular y la presión sobre los nervios para permitir que la sangre fluya más libremente. La técnica de relajación del jardín puede llevar al oyente la sensación de estar flotando en la parte superior de la cama como si fuera a flotar en la superficie del agua.

Las cintas de relajación con imágenes llenan al oyente con una sensación de bienestar, y pueden llegar a ser cada vez más eficaces con cada uso. La voz de la cinta indica, invoca, e induce la relajación pacífica de los músculos, lo que podría aliviar la presión sobre los nervios.