Laxantes naturales caseros

Escrito por Angela LaFollette
joloei/iStock/Getty Images

Cuando sufres de estreñimiento, te sentirás incómodo y necesitarás de alivio. Sin embargo, en vez de comprar laxantes en una tienda, puedes hacer tu propio laxante casero para aliviar el sentimiento incómodo y el dolor que puede acarrear el estreñimiento. También puedes usar un laxante natural casero para limpiar tu sistema de toxinas. Una vez que hayas aprendido a hacer tu propia versión, no tendrás que depender más de laxantes comerciales.

Laxante de frutas casero

Coloca el té de senna en 2 ½ tazas de agua hirviendo por 5 minutos

Saca las hojas de té. Vuelca 1 pinta de té en una olla grande.

Añade 1 lb. de pasas, ciruelas pasa e higos al té. Hierve la fruta y el té por 5 minutos.

Saca los ingredientes del fuego. Añade 1 taza de azúcar morena y 1 taza de jugo de limón.

Deja enfriar a la mezcla. Colócala en una licuadora para crear una pasta homogénea. Coloca esta pasta en un contenedor hermético de plástico y déjala en el congelador. No se congelará, pero durará mucho más.

Añade 1 a 2 cucharadas de la mezcla diariamente a tu dieta. Puedes mezclarla con agua caliente para una bebida, esparcirla en las tostadas o comerla directamente de la cuchara.

Té laxante casero

Hierve 1 taza de agua. Mezcla 1 cucharada de raíz de regaliz molida.

Hierve el agua y el regaliz por 1 hora.

Saca del fuego, y cuela en colador de malla.

Vuelca ½ taza de tu jugo de frutas preferido. Esto diluirá el té y le dará mejor sabor.

Bebe 1 taza de té por la mañana y 1 por la noche.