¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

Las píldoras para dormir y el suicidio

Escrito por Luis Malavé | Fecha actualizada April 24, 2018

El envenenamiento por sobredosis con pastillas para dormir es el método más común de suicidio, especialmente entre las mujeres.

Las pastillas actúan sobre las funciones del cuerpo, disminuyendo su nivel y relajando los músculos.

Además, provoca un estado de sueño en la persona, que es el efecto para el cual están diseñadas este tipo de medicamentos.

Lee también: Los medicamentos más efectivos para dormir de venta libre

Sin embargo, una cantidad o dosis superior de pastillas para dormir puede provocar en ciertas personas que se desactive completamente el sistema nervioso central, provocando a su vez la paralización del sistema respiratorio y el sistema cardiovascular, lo que lleva a la muerte de la persona.

Este es lo que hace que muchas personas en estado depresivo o con tendencias suicidas las usen para intentar acabar con su vida, pues a diferencia de otros métodos como armas de fuego o saltar de una gran altura, el efecto tranquilizante y anestésico de las pastillas para dormir hacen que una persona que ingiera una sobredosis de estas fallezca sin sufrir dolor o agonía alguna.

Un ejemplo famoso de suicidio de este tipo fue la destacada actriz de la década de los años 1960, Marilyn Monroe quien se suicidó con pastillas para dormir.

Uno de los aspectos que hacen difícil controlar el uso que las personas darán a este tipo de medicamentos es que los mismos son prescritos de manera rutinaria y libremente para tratar el insomnio y otros problemas del sueño.

¿Qué hacer con una persona sospechosa de querer suicidarse con pastillas?

Quienes sufren depresión o tienen antecedentes de atentar contra su vida o incluso tienen historial familiar de suicidio deben ser vigilados de cerca por familiares y amigos, pues es sabido que algunos guardan cierta cantidad de píldoras para tener una dosis letal al alcance.

Normalmente estas personas dejan señales que en el fondo son una forma de pedir auxilio o ayuda antes de que su situación se haga intolerable y cometan un acto con saldo mortal.

Por ejemplo, en muchos casos las personas que están considerando suicidarse podrían escribir un testamento o comenzar a regalar sus posesiones a sus seres queridos, sin una razón lógica.

Los intentos de suicidio con pastillas, al igual que con cualquier otro método, siempre deben ser tomados con mucha seriedad.

No dudes en preguntarle a tu familiar si ves este tipo de conducta y si responde que ha pensado suicidarse activa a tu grupo familiar para darle apoyo. Esto le demostrará que se preocupan por ella o él.

También alerta a su médico para que sepa lo que ocurre y de ser necesario, eliminar de tu casa todo tipo de calmante hasta que la situación sea controlada.

El riesgo es mayor en las personas mayores

Las personas mayores están cuatro veces más propensas a suicidarse que el resto de la población, pues una gran parte de ellos son recetados con calmantes por problemas de sueño.

Entre las razones por las cuales un adulto mayor podría tomar la decisión de acabar con su vida con este método se encuentra el dolor crónico, la soledad y el duelo.

Además, tienen predisposición a suicidios accidentales debido a factores de salud en decadencia, como la arritmia cardíaca y fallas cardíacas congestivas que se complican con la ingesta de calmantes.

Suicidio por sobredosis accidental

Las píldoras para dormir pueden afectar la memoria a corto plazo, por lo que la persona puede olvidar haberlas tomado y tomar una dosis letal de manera inadvertida.

Los pacientes que olvidan tomar su dosis, también podrían ingerir medicamentos o comida que metabolicen la medicación lentamente, resultando en una sobredosis letal.

Medicamentos más recetados y sus riesgos

Las medicaciones más modernas como el Ambien y el Soma pueden causar un riesgo mayor de suicidio en algunos pacientes.

Además, el insomnio, razón de la mayoría de prescripciones de pastillas para dormir, puede esconder cuadros de ansiedad y depresión que deberían ser tratadas, pero lamentablemente muchos médicos se apresuran a recetar calmantes.

Tema relacionado: ¿Puede el ejercicio aeróbico causar insomnio?

El insomnio combinado con la depresión puede ser tratado con antidepresivos como el Trazedone, que además actúa como un sedante.

El insomnio provocado por una ansiedad situacional a menudo es tratado con un benzodiacepina como Valium o Xanax.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.

SI NECESITAS AYUDA PSICOLÓGICA, CONTACTA CON EL CENTRO DE ATENCIÓN AL SUICIDA MAS CERCANO. TU VIDA VALE MUCHO.