¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

Las mejores posiciones sexuales para todos los tamaños de pene

Escrito por Selena Santana | Fecha actualizada July 02, 2018

Al igual que las personas, los penes vienen en todas las formas y tamaños, y todos son dignos y capaces de experimentar y proporcionar placer.

Lo más probable es que tu pareja esté feliz de hacer el amor, sin importar las características de tu pene. Sin importar que el tuyo sea especialmente grande, pequeño, grueso o promedio, si exploran juntos una variedad de posiciones sexuales esto ayudará a asegurar el placer abundante para ambos.

Un pene largo para amar

Si tu pene es particularmente largo, cualquier posición donde este tenga que moverse y curvarse a través de las nalgas de la pareja es ideal, dice el terapeuta sexual de la ciudad de Nueva York, Stephen Snyder. Si practicas la posición sexual de cuchara , por ejemplo, tu pene se debe curvar en las piernas de tu pareja y en los genitales antes de entrar. Experimentarás sensaciones en todo tu pene, incluso aunque no realices una penetración completa. Otra opción es estar sentado, con tu pareja arriba tuyo en una posición conocida como "vaquera". Siéntate, idealmente en una silla, contra una pared o en cabecero de la cama.

"El beneficio para cualquier mujer en la posición supereior es que controla la profundidad", dijo Kait Scalisi, M.P.H., fundador de PassionbyKait.com en la ciudad de Nueva York. "Esta posición, además de sentirse realmente íntima, también jala la pelvis y el pene un poco hacia abajo, lo que hace que penetre con una menor profundidad".

Pequeño pero poderoso

El placer puede venir de paquetes pequeños. Además de usar la boca, los dedos y los juguetes, si lo deseas, hay ciertas posiciones que pueden ser las mejores si tu pene es bastante pequeño.

"El misionero a menudo la mejor pose, particularmente si se combina con la técnica de alineación coital", dijo Snyder, "donde se hace una penetración profunda, mientras estimulas el clítoris con presión desde la base del pene o desde el hueso púbico".

Para la alineación coital , comienza en la posición de misionero contigo en la parte superior. Haz que tu pareja separe las piernas lo suficiente para que puedas penetrarla. Muévete un poco más arriba, de modo que tu pelvis esté alineada con la de ella, luego muévete hacia adelante y hacia atrás mientras ella empuja su pelvis hacia arriba.

Si buscas una variante del típico misionero, que permita una sensación más profunda, haz que la persona que esté siendo penetrada apoye sus caderas sobre una pila de almohadas, sugiere Scalisi. Luego ella puede colocar las piernas rectas para que descansen sobre el pecho y los hombros de su pareja, o doblar las rodillas con los pies rectos.

"También , la persona que está siendo penetrada puede levantar las caderas del suelo en una posición de puente o con las piernas apoyadas sobre el pecho y los hombros de su pareja", dijo, y agregó que en todas estas variaciones, el hombre se arrodilla.

La posición del perrito brinda otra opción para un placer más intenso a los penes más pequeños.

"Para muchas parejas de personas con penes grandes o incluso de tamaño promedio, esta posición puede ser incómoda o incluso dolorosa cuando el pene toca el cuello uterino", dijo Scalisi. Mientras que algunas personas disfrutan de esta sensación, la posición del perrito lo impide para aquellas que no lo hacen.

Inclinado  para más placer

Siempre y cuando no se trate de un cambio nuevo y doloroso en tu pene, el hecho de que se incline ligeramente es común y normal. Es ideal cualquier posición, siempre y cuando no sea demasiado y en cualquier dirección, ya que puede causar incomodidad, dijo Snyder.

"Si tu pene se inclina para arriba, intenta la posición del misionero", agregó. "Si se inclina hacia abajo, prueba la posición del perrito". Si se inclina hacia un lado, prueba las tijeras ".

Para aumentar el placer, inclina la punta de tu pene hacia el punto G de tu compañera, que tiende a ser altamente erógeno. Si bien la ubicación precisa varía, el punto G generalmente se encuentra a una o dos pulgadas (2,54 a 5,08 centímetros) de la parte superior de la vagina y se siente como un bulto esponjoso.

Para los de tamaño promedio

El hecho de que tu pene sea de tamaño promedio no significa que el sexo sea menos espectacular. Cuando en el pantalón tienes un pene ni muy grande ni muy pequeño , un gran beneficio es que resulta perfecto para casi que cualquier posición.

"Sé creativo", sugiere Scalisi. "Todo dependerá de qué posiciones funcionen para ti y el cuerpo de tu pareja".

Para una opción sexy, Scalisi recomienda la posición del perrito de pie.

"La persona que está siendo penetrada se pone contra una pared", dice. "Quién va a penetrar entra por detrás y puede apoyar sus manos contra la pared o explorar el cuerpo de su pareja".

Si hay una diferencia de altura significativa entre tu y tu pareja, usa un banco o una pila de libros para equilibrar las cosas.

Esta posición no solo es excitante dijo Scalisi, sino que también es simple para hacerla en cualquier lugar, incluso en espacios estrechos. Y deja las manos de ambas personas libres para explorar otros lugares.

Extra grueso

Los penes promedio son aproximadamente del diámetro de un rollo vacío de cinta adhesiva. ¿Pero qué pasa si tu pene es más grueso? La buena noticia para ti es que el ancho puede jugar un papel más importante en el placer que la longitud, ya que la mayoría de los nervios estimulados durante la penetración se encuentran cerca de la entrada del ano y la vagina.

Dicho esto, cada cuerpo es diferente. Para evitar la sensación de sentir tu pene apretado al entrar, Scalisi sugiere arrodillarse y mirarse el uno al otro. Luego la persona que penetra debe mantener sus piernas bien abiertas. También puedes intentar el misionero con tu pareja abajo, mientras tiene las piernas abiertas.

"La persona que es penetrada puede hacer diferentes versiones de esta posición", agregó Scalisi. "Prueba con algunas para ver cuál funciona mejor para ti y para tu pareja".

Haz que ella flexione las rodillas y que sus piernas se abran completamente, por ejemplo, o que se acueste con las piernas abiertas sobre la cama, rectas o en el aire en forma de V.

Aprovechar al máximo cualquier posición

No importa la posición que elijas, haz de la exploración y la comunicación la máxima prioridad. Si una posición determinada no se siente del todo bien, hablen sobre ello, luego hagan pequeños cambios o prueben con otras. Incorporen otros métodos también.

Los juegos previos y la lubricación pueden mejorar la sensación y hacer que cualquier penetración sea más placentera. Los juguetes también pueden agregar placer a tus posiciones favoritas. Si hacen una posición que les encante a los dos, tenlo en cuenta para hacerlo en el futuro, sabiendo que tu repertorio de posiciones sexuales no tiene que dejar de crecer.

¿Qué piensas?

¿Cuáles son tus posiciones sexuales favoritas en las que encuentras placer con tu pareja? ¿Intentarías algunas de estas posiciones enumeradas en el artículo? ¿Cómo hablas con tu pareja sobre sexo?

Este artículo fue realizado con la ayuda de livestrong.com