¿Búscas estar en forma y perder peso? ¡Prueba nuestra calculadora de índice de masa corporal y pérdida de peso!

Las funciones de los órganos humanos

Escrito por Luis Malavé | Fecha actualizada April 17, 2018

El cuerpo humano es un organismo complejo que ha evolucionado a través de millones de años para adaptarse al medio ambiente y adquirir habilidades como caminar en dos pies, saltar, nadar y sobre todo, para albergar conciencia y capacidad de razonamiento.

Tema relacionado: ¿Porqué el cuerpo necesita más oxígeno cuando haces ejercicio?

Esto implica que cada uno de sus órganos es a su vez un sistema especializado que cumple funciones necesarias para la vida, desde la alimentación hasta la respiración y la limpieza de desechos, entre otros.

Esta especialización llega a tal nivel, que por ejemplo, las proteínas sintetizadas en los pulmones son completamente diferentes a las sintetizadas en el corazón.

Los órganos humanos se agrupan, según su función, en sistema digestivo, sistema nervioso, sistema cardiovascular, sistema endocrino, sistema linfático y sistema respiratorio.

Vamos a describir la función de los órganos claves para la vida en un ser humano.

El Cerebro

El cerebro ocupa la mayor parte del cráneo y es el centro controlador del sistema nervioso central. Está formado por miles de millones de células llamadas neuronas, que tienen la capacidad de comunicarse unas con otras a través de impulsos eléctricos.

El cerebro controla las funciones autónomas del cuerpo y las voluntarias a través de impulsos enviados por la gran red de nervios que recorre el cuerpo y se conecta con cada músculo y órgano del mismo.

Su importancia es tal, que un daño grave en este órgano puede detener prácticamente el funcionamiento cuerpo humano, provocando la muerte.

El cerebro nos da además la capacidad de memoria y pensamiento, así como es el centro que procesa la información del medio ambiente que rodea al individuo a través de los impulsos que recibe de los sentidos de la vista, tacto, gusto, oído y olfato.

El Corazón

El corazón está formado por fibra muscular y su función es bombear la sangre a todo el cuerpo a través del sistema de arterias y venas, llevando nutrientes y oxígeno a las células, así como a los pulmones para que esta se oxigene y se expulse el dióxido de carbono producido en el metabolismo de los tejidos.

El corazón recibe sangre con alto contenido de CO2 de las venas y la bombea a los pulmones donde los glóbulos rojos lo intercambian con el aire y recogen oxígeno la entrega. La sangre se devuelve al corazón donde se bombea esta sangre oxigenada a todos los órganos en el cuerpo.

Los Pulmones

Los pulmones son el órgano principal del sistema respiratorio y se encargan de intercambiar oxígeno y dióxido de carbono con el aire que se respira.

Este aire entra en pequeñas estructuras llamadas alvéolos, altamente irrigados por sangre proveniente de las venas y bombeada por el corazón, donde los glóbulos rojos dejan liberar el C02 recogido del metabolismo celular y toman el oxígeno.

La sangre oxigenada es enviada de vuelta al corazón, que lo bombea a todo el cuerpo.

Los pulmones tienen mecanismos autolimpiantes para librarse de polvo, bacterias y otras sustancias presentes en el aire. Estos se denominan cilios y son pequeños vellos que empujan los cuerpos extraños hacia afuera a través de los bronquios y tráquea usando una sustancia mucosa.

Estómago e intestinos

El estómago es el órgano principal del sistema digestivo y su función es disolver en ácidos los alimentos para separar los nutrientes, vitaminas y minerales que estos poseen. Es apoyado en esta función por el páncreas y la vesícula biliar, que producen enzimas para el procesamiento de azúcares y grasas.

El material ya degradado pasa posteriormente al intestino delgado, donde se realiza la absorción de los nutrientes y luego al intestino grueso, que reabsorbe el exceso de agua y otros minerales valiosos y forma el bolo fecal, formado por los desechos. Este será luego expulsado a través del proceso de evacuación intestinal.

Riñones

Los riñones son parte del sistema endocrino y su función es filtrar la sangre de los desechos metabólicos producidos en las células del tejido, muchos de los cuales son tóxicos en altas concentraciones.

Están conectados al sistema vascular a través de grandes vasos que sirven para que la sangre pase continuamente a través de ellos y sea filtrada.

Lea también: Consejos para mantener sanos los riñones

Por ejemplo, el nitrógeno es un producto de desecho del catabolismo de las proteínas y los riñones lo recogen a través de células especializadas llamadas nefrones y lo expulsan en forma de úrea a través de la orina.

Los riñones también intervienen en la reabsorción de agua y sodio, así como otros minerales valiosos, que son devueltos al torrente sanguíneo.

ADVERTENCIA: Este artículo no debe considerarse como un equivalente de una consulta médica profesional. Consulte a su médico de confianza ante cualquier duda sobre este u otro tema relacionado con su salud.