Las 15 fobias más extrañas

Escrito por Eric Oropeza
Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

Lo más natural de este mundo es tenerle miedo a algo. Todas las personas en mayor o menor medida sienten cierta repulsión o rechazo hacia algunos objetos, situaciones o animales. Sentir ese tipo de miedo o ansiedad de forma excesiva se le conoce como fobia. Algunas de las más comunes pueden ser a los insectos, a los espacios abiertos o cerrados, a volar o hasta las alturas, aunque esos no son todos. Existen algunas fobias que pueden ser catalogadas como poco comunes ¿Te gustaría conocerlas?

Miedo ¿al miedo?

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Así como lo lees. Existen algunas personas que padecen de fobofobia o miedo al miedo. Este tipo de gente suele preocuparse en extremo y sienten temor ante la posibilidad de pensar que les puede dar miedo al realizar cierta actividad. Las personas que padecen esta fobia suelen acompañarla de ataques de pánico o paralizarse sin razón aparente.

Relacionado: Cómo superar el miedo

La fobia favorita: ¡Al trabajo!

Hemera Technologies/Photos.com/Getty Images

Seguramente te ha ocurrido que a veces no quieres ir a trabajar. Esto es un comportamiento completamente natural en cualquier persona. Pero hay personas que dentro de su mente existe este miedo a trabajar por muchas razones, como por ejemplo: que no los acepten en una empresa, que se cansen demasiado, que lo hagan mal, entre otras más. Este tipo de fobia está catalogada y, aunque es poco común, es conocida como ergofobia.

¡Miedo a los nombres!

BananaStock/BananaStock/Getty Images

Por raro que pueda parecer, existen algunas personas que no soportan ciertos nombres. Esto quiere decir que padecen onomatofobia. No existe una regla en específico que explique cuáles son los sonidos pronunciados que no soporta la persona. Lo que sí es un hecho es que hay veces que sienten pavor al escuchar ciertas palabras. Actualmente existen algunos casos de personas que no soportan al escuchar su nombre pronunciado por alguien más, raro ¿No crees?

A los espejos

Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images

En este mundo hay gente que es extremadamente supersticiosa. Existe una creencia que si alguien rompe un espejo se condenará a siete años de mala suerte. De ahí que pueda nacer la eisoptrofobia la cual consiste en temerle a los espejos. La gente que padece este miedo argumenta que el temor que sienten ante este material es porque podría romperlos y condenarse a la mala suerte. Otras personas simplemente sienten pavor porque no les gusta su aspecto físico.

Le temen a los colores

George Doyle/Stockbyte/Getty Images

La palabra "cromo" significa color, de ahí que la cromofobia sea el miedo a éstos. Existe gente que siente un temor inexplicable al ver determinados colores en las cosas. Las personas que sienten miedo ante el negro padecen melanofobia. Los que temen al blanco: leucofobia y al rojo es eritrofobia. No se tienen causas para esta fobia, aunque los expertos argumentan que puede ser una experiencia traumática con el tono.

Pavor ante algunas partes del cuerpo

Goodshoot/Goodshoot/Getty Images

¿Te ha tocado gente que le da mucho temor cuando toca alguna parte del cuerpo? Pues este tipo de personas padecen una fobia. Cuando se trata del ombligo (propio o ajeno) se le conoce como omfalofobia, la quirofobia tiene que ver con las manos; genofobia a las rodillas y si se llegara a tratar de la barbilla se le conoce como geniofobia. Este tipo de padecimientos se pueden tratar por medio de terapias con especialistas.

Miedo a uno de los placeres de la vida

NA/PhotoObjects.net/Getty Images

Casi toda la población añora el momento de llegar a su cama para así poder descansar de todo el día. Pues la gente que padece de somnifobia, piensa exactamente lo contrario. Estas personas sienten pavor de quedarse dormidos. El principal miedo se desarrolla ante la posibilidad de no despertar jamás, es por eso que evitan dormir. Solamente lo hacen cuando el cansancio los vence.

¡Las poesías también producen miedo!

Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images

¿Te ha tocado estar en algún evento de corte literario? Pues hay personas que le temen a todo esto por muy raro que parezca. Esta gente padece de metrofobia que es el miedo a la poesía. Esto quiere decir que no pueden estar presentes cuando una de éstas sea declamada porque les causa mucha ansiedad el que no logren entender adecuadamente el significado y mensaje de la poesía.

¡Efebofobia!

BananaStock/BananaStock/Getty Images

¿Has visto alguna vez en un lugar público o una plaza que las personas de cierta edad, evitan a toda costa a los jóvenes? Esto, dentro del catálogo de las fobias, también tiene un nombre. Se trata de la efebofobia y consiste en eso: alejarse de las personas jóvenes. Mucha gente mayor suele hacerlo por el temor a que se burlen o que puedan faltarles al respeto.

El papel que da más miedo

Pixland/Pixland/Getty Images

Aunque pueda parecer un poco extraño, existen personas que le temen al papel. Sí, a ese material que se ocupa diariamente en miles de presentaciones. Hay gente que no puede convivir con esto y les causa mucho miedo. Existen diversas modalidades: desde el papel seco, el arrugado, el mojado o hasta su textura o el sonido que produce. Este tipo de fobia es se le llama papirofobia.

Miedo a las palabras largas

Comstock Images/Comstock/Getty Images

Hay un miedo que es un poco paradójico. Se trata del temor a las palabras que resultan largas en cuanto a su escritura. Lo paradójico de todo esto, es el nombre de la fobia: hipopotomonstrosesquipedaliofobia. Seguramente el simple hecho de pronunciarlo a quien lo padece lo deja con un ataque de ansiedad espantoso. Lo mejor para estas personas seguramente será decir que tienen fobia a las palabras largas, ¿no crees?

¿A las cáscaras de cacahuate?

Zedcor Wholly Owned/PhotoObjects.net/Getty Images

Por muy extraño que pueda parecer, existen personas que le temen a las cáscaras de cacahuates. Este tipo de fobia es conocida como araquibutirofobia y aunque a nivel mundial es poca la cantidad de gente que la padece, ya tiene un nombre y clasificación. Así que si conoces a alguien que tenga este padecimiento, lo mejor será ofrecerle maní que ya esté perfectamente pelado.

Consecotaleofobia ¿A qué te suena?

Hemera Technologies/Photos.com/Getty Images

Este nombre se refiere al miedo a los palillos chinos, y aunque te parezca algo muy raro, también existe. Se manifiesta que las personas experimentan ansias y pánico inexplicable al momento de intentar tocarlos. El origen de este tipo de fobia puede ser por un rechazo generalizado a la cultura oriental. Al ser algo extranjero, también se le asocia con la xenofobia que es el rechazo a las personas de otra nacionalidad.

La fobia al 666

Polka Dot RF/Polka Dot/Getty Images

Una de las cifras más temidas es el 666. Esto por toda la carga que tiene y la relación que se le adjudica con respecto al diablo. Pues también existen personas que padecen un temor inexplicable a mirar esta cifra. El nombre científico que tiene este miedo es conocido como: hexakosioihexekontahexafobia. Las personas que lo padecen sienten pavor al ver este número.

¡El ajo también tiene su fobia!

Jupiterimages/liquidlibrary/Getty Images

Alliumfobia podría sonar como el miedo a muchas cosas, pero en ningún momento al ajo. Pues existe gente en el mundo que le teme a este fruto. La razón es por el olor que el mismo deja en el aliento por lo concentrado que es su sabor, así que suelen evitarlo en medida de lo posible. El simple hecho de verlo los pone muy mal.